domingo, 16 de agosto de 2015

REVOLUCIÓN FRANCESA: NUEVO CALENDARIO Y "DESCRISTIANIZACIÓN"


La Convención aprobó un nuevo calendario que empezaba a contar desde el establecimiento de la República: el 22 de septiembre, primer día del año I (es de destacar que consideraban al período de la Asamblea Nacional Constituyente como perteneciente al Antiguo Régimen). 

El año constaba de 12 meses cuyos nombres hacían alusión a la climatología dominante o a las labores agrícolas propias de la época: Vendimiario, Brumario, Frimario, Nivoso, Pluvioso, Ventoso, Germinal, Floreal, Prairial, Mesidor, Termidor y Fructidor.

Fuente: http://www.xn--espaaporlarepublica-y3b.es/2012/06/calendario-republicano-frances.html

Tomado de: http://phylosophyforlife.blogspot.com.es/2013/03/historia-el-calendario-republicano.html
A estos meses se añadieron cinco días complementarios (seis en los años bisiestos): Fiesta de la Virtud, Fiesta del Talento, Fiesta del Trabajo, Fiesta de la Opinión, Fiesta de las Recompensas y Fiesta de la Revolución (ésta en los años bisiestos). A estos días se denominaron "sans-culottides"

Cada mes se dividía en tres décadas, sustituyendo a las semanas. En consonancia con su política descristianizadora, se suprimía el domingo.

Este calendario duró hasta 1806.


Desde comienzo de la Revolución aparece un cierto anticlericalismo, especialmente dirigido al clero acaparador de granos y, en cierta parte, responsable de las fuertes subidas del mismo. Las actividades contrarrevolucionarias del clero refractario no hicieron sino alimentar este anticlericalismo que acabó en la denominada política descristianizadora. Dice Soboul que la descristianización fue impuesta a la Convención desde fuera. Esta política tuvo varias manifestaciones:
  • Prohibición de toda manifestación religiosa fuera de las iglesias.
  • Cierre de muchas iglesias.
  • Consagración de la catedral de Notre Dame a la Diosa Razón. Este culto a la Razón ha sido interpretado de diferentes formas, para unos es la Naturaleza y para otros un Dios Relojero al estilo del S. XVIII. De todas formas, este culto era para muchos campesinos algo incomprensible
El culto a la Diosa Razón en Notre Dame (Aguafuerte). Tomado de Wikipedia
  • Sustitución de las fiestas religiosas por unas fiestas cívicas de complicada simbología (a veces idea por el pintor David).

Fiesta del árbol
  • Culto a los mártires de la libertad, el primero de ello Marat. 
  • Presiones para que los curas se casasen (unos 2000 se casaron durante la Revolución, de ellos unos 1750 lo hicieron durante el Terror).
  • Proscripción de los santos. En este sentido, los nombres que se ponen a los recién nacidos se toman de la Historia Antigua (Bruto, Mucio Scévola..), de la naturaleza o de la República Revolucionaria. Las ciudades con nombre de santo ven cambiar su denominación, por ejemplo Saint-Etienne pasa a ser Comuna de Armas
  • Secularización de cementerios

Mascarada religiosa, 1794

Algunos revolucionarios, ya desde fines de 1793, intentaron detener  este proceso descristianizador, por ejemplo Robespierre pensaba que iba a alejar a muchos de la República y que, además, iba a crear más enemigos en el exterior; también opinaba que debiera haber una autoridad espiritual a la que la gente pudiera acogerse. Dantón se opuso violentamente a las mascaradas religiosas. Así que la Convención iba a decretar la libertad de culto en las iglesias que permanecían abiertas (diciembre de 1793), a reconocer la existencia de un Ser Supremo en 1794  (para Touchard era un Dios parecido al de Rousseau) y la inmortalidad del alma. Muchos diputados no podían dar crédito a estos decretos, pero el miedo, tras la caída de las Facciones, les imponía silencio.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...