jueves, 8 de noviembre de 2018

II GUERRA MUNDIAL: LA BATALLA DE INGLATERRA (OPERACIÓN LEÓN MARINO)

Tras la rendición de Francia, lord Halifax, desde la dirección del Foreing Office, instó a sus colegas a considerar una paz con Alemania "que salvaría al país de un desastre evitable". Pero Hitler nunca hizo un ofrecimiento definitivo aunque no era partidario de un enfrentamiento con Gran Bretaña Churchill (Primer Ministro desde mayo de 1940) acabó con estas tendencias pacifistas ya que, según él, no se podía pactar con Hitler que no cumplía los tratados. Churchill lanzó su famoso lema “Sangre, Sudor y Lágrimas” y apeló a la ayuda americana:“Dadnos utensilios y acabaremos la tarea".

"Debemos recordar que estamos en las fases preliminares de una de las grandes batallas de la historia, que nosotros estamos actuando en muchos puntos de Noruega y Holanda, que estamos preparados en el Mediterráneo, que la batalla aérea es continua y que muchos preparativos tienen que hacerse aquí y en el exterior. En esta crisis, espero que pueda perdonárseme si no me extiendo mucho al dirigirme a la Cámara hoy. Espero que cualquiera de mis amigos y colegas, o antiguos colegas, que están preocupados por la reconstrucción política, se harán cargo, y plenamente, de la falta total de ceremonial con la que ha sido necesario actuar. Yo diría a la Cámara, como dije a todos los que se han incorporado a este Gobierno: «No tengo nada más que ofrecer que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor». Tenemos ante nosotros una prueba de la más penosa naturaleza. Tenemos ante nosotros muchos, muchos, largos meses de combate y sufrimiento. Me preguntáis: ¿Cuál es nuestra política? Os lo diré: Hacer la guerra por mar, por tierra y por aire, con toda nuestra potencia y con toda la fuerza que Dios nos pueda dar; hacer la guerra contra una tiranía monstruosa, nunca superada en el oscuro y lamentable catálogo de crímenes humanos. Esta es nuestra política. Me preguntáis; ¿Cuál es nuestra aspiración?. Puedo responder con una palabra: Victoria, victoria a toda costa, victoria a pesar de todo el terror; victoria por largo y duro que pueda ser su camino; porque, sin victoria, no hay supervivencia. Tened esto por cierto; no habrá supervivencia para todo aquello que el Imperio Británico ha defendido, no habrá supervivencia para el estímulo y el impulso de todas las generaciones, para que la humanidad avance hacia su objetivo. Pero yo asumo mi tarea con ánimo y esperanza. Estoy seguro de que no se tolerará que nuestra causa se malogre en medio de los hombres. En este tiempo me siento autorizado para reclamar la ayuda de todas las personas y decir: «Venid, pues, y vayamos juntos adelante con nuestras fuerzas unidas. 
Discurso de Churchill a la Cámara de los Comunes, 13 de mayo de 1940


Los alemanes seequivocaron al pensar que la victoria sobre Inglaterra era solo cuetion de poco tiempo. Hitler ordenó iniciar el estudio de un plan de invasión de Gran Bretaña. A este plan se lo denominó "Operación León Marino". El plan debía estar listo para finales de agosto. El Plan preveía el desembarco en varias playas  del sur de Gran Bretaña con tal cantidad de embarcaciones que resultaba difícil de llevar a cabo en poco tiempo, además era imposble cruzar el Canal sin tener superioridad aérea y bombardear los aeródromos del sur de Inglaterra. El Plan se retrasó. Hitler pensaba que lo primordial era preparar la invasión de Rusia que le entusiasmaba más que la de Inglaterra.

El 17.08.40 Hitler declaró el bloqueo marítimo total a Inglaterra, se comenzaron a hundir buque mercantes. Un momento especial fue el hundimiento del  paquebote Athenia con 1400 pasajeros por un submarino alemán,  recordó el hundimiento del “Lusitania” en la Gran Guerra. 

En el verano de 1940 comenzó una gran batalla en el aire para prerparar la Operación León Marino. Los alemanes creían que su aviación era superior a la inglesa, el dominio del aire era necesario para que cualquier operación naval tuviera éxito. Así que se asignó a la Luftwaffe la tarea de poner a Inglaterra fuera de combate. Hubo que fijar los objetivos prioritarios de los bombardeos estratégicos. El 30 de junio de 1940 Göring firmó la orden que daba luz verde a la campaña. El 10 de julio comenzó la primera fase de la Batalla de Inglaterra. La Luftwaffe atacaría primero a la RAF, a sus estructuras de apoyo en tierra, a la industria aeronaútica y a las instalaciones portuarias del sur de la isla. El 16 de julio Hitler emitió su Directiva número 16 que ordenaba eliminar a la fuerza aérea británica.
Fuente: Historia-16

Intervinieron en la campaña aparatos encuadrados en tres flotas aéreas con cuarteles generales en Bruselas, París y Noruega-Dinamarca. La batalla se adquirió especial virulencia desde primeros de agosto. Los aviones ingleses (Hurricane y Spitfire) eran más lentos que los alemanes (Messerchmitt 109 y 110), en cambio maniobraban con más facilidad. Los aparatos alemanes cuando llegaban a Gran Bretaña se quedaban con poco radio de acción y disponían de poco tiempo pensando en guardar el combustible necesario para regresar. Los ingleses más que aparatos (realizaron un gran esfuerzo industrial para producirlos) echaron en falta pilotos de aviones de caza, su entrenamiento y formación era un proceso lento. Los ingleses contaron con la ventaja del buen funcionamiento de los aparatos de detección (radar)  de las incursiones aéreas alemanas.

El 13.08 fue llamado por los alemanes el "Día del Águila", era el comienzo de la segunda fase de la campaña, una gran ofensiva con 1800 aparatos que debían atacar en cinco oleadas. Göring estaba convencido de con esta ofensiva podía acabar con la fuerza aérea inglesa (RAF) en el sur del país. El mal tiempo obligó a cancelar las salidas de la mañana aunque, debido a la mala coordinación despegaron algunos aparatos. El ataque comenzó por la tarde, ya se había perdido el factor sorpresa. Los ataques causaron importantes daños en bases aéreas e inutilizaron algunas estaciones de radar, sin embargo los alemanes tuvieron más bajas de lo esperado (46 aparatos frente a los 13 que perdieron los británicos) lo que motivó un gran enfado de Göring.  La eficaz  defensa antiaérea inglesa y la falta de coordinación alemana hicieron que no se alcanzaran los objetivos previstos. El esfuerzo de los pilotos ingleses inspiró la célebre frase de Churchill: “Nunca, en el campo de los conflictos humanos, tantos debieron tanto a tan pocos”.


Aviones y pilotos de la RAF


El 24.08 un único avión alemám bombardeó Londres (tal vez se había perdido). Los ingleses respondieron con un bombardeo de Berlín los dias 25, 28 y 29. Hitler había prometido que nunca dejaría bombardear Berlín. Los alemanes cambiaron de téctica y optaron por el bomrdeo sistemático de ciudades inglesas. El 7 de septiembre comenzaba una nueva fase de la batalla con el bombardeo masivo de los muelles de Londres. Londres sufrió ataques aéreos durante muchos días, tanto diurnos como nocturnos, impactaron sobre el West End, Downing Street, los alrededores del palacio de Buckingham, la Cámara de los Lores y la catedral de San Pablo, zonas industriales, muelles, viviendas...  La batalla de Inglaterra alcanzó su cénit el 15 de septiembre cuando atacaron Londres 100 bombarderos y 400 aviones de combate., los alemanes perdieron 56 aparatos frente a los 26 de la RAF. La moral de la Luftwaffe se vino abajo. Doce días más tarde Hitler suspendió hasta nueva orden la Operación León Marino, aunque hubo algún ataque hasta mayo de 1941. Para evitar la derrota de Gran Bretaña fue vital el radar y la mayor capacidad aliada para reponer el material. 








 


Mapa interactivo con información de las bombas que cayeron sobre Londres. http://bombsight.org/#15/51.4924/0.0091
  
Los ataques costaron la vida a 43000 civiles y 51000 más sufrieron graves heridas, muchas de sus casas había sufrido daños (16000 fueron destruidas y 60000 más quedaron inhabitables). Sobre Londres cayeron más de 18000 bombas. La población civil que tuvo que buscar refugios improvisados, especialmente las galerías del metro.  Fue la primera gran batalla aérea de la historia.

También se bombardearon otras ciudades inglesas: Coventry, Birminghan, Southampton, Bristol, Liverpool, Plymouth, Coventry (al caso de esta ciudad dedicaré una próxima entrada)....

Fue un gran error estratégico de Hitler (uno de sus muchos errores) esta nueva táctica de bombardeo de ciudades ya que implicó que los alemanes abandonasen el bombardeo de las bases aéreas y estaciones de radar británicas, así que la aviación británica pudo conservar sus instalaciones, además de tener tiempo para reorganizarse.


Como primeras consecuencias: se estimuló el espíritu de resistencia en la población civil inglesa y en los pilotos y se avivaron las simpatías internacionales hacia Inglaterra sobre por todo por parte de los EE.UU. (Ley de Préstamo y Arriendo de marzo 1941 por la que EE.UU. pudo abastecer de material de guerra a Gran Bretaña y otros países aliados).

En 1940 Alemania elaboró un plan de ataque a Gibraltar e intentó empujar a Mussolini para que invadiera Egipto. Inglaterra se vería así expulsada del Mediterráneo y amenazado su poder en Oriente Medio. No prosperó, es más, Mussolini se vio amenazado en el Norte de África y, para demostrar su independencia de Alemania, atacó a Grecia desde Albania, fue un fracaso.

martes, 6 de noviembre de 2018

RESEÑA DE LA HISTORIA DE ESPAÑA EN 100 PREGUNTAS

FERNÁNDEZ, Luis E. Íñigo. La historia de España en 100 preguntas. Madrid: Nowtilus, 2018



En este nuevo título de la colección 100 Preguntas, editado por Nowtilus, Luis E. Íñigo Fernández responde a cien bien seleccionadas cuestiones que versan sobre  temas fundamentales de la Historia de España, desde los inicios prehistóricos (¿Era español el europeo más antiguo que se conoce… hasta ahora?) hasta la actualidad (¿Ha llegado el final del régimen de 1978?). A través de preguntas muy sugerentes, que buscan despertar la atención del lector, se da respuesta a una serie de  temas esenciales para comprender la Historia de España. Las preguntas se presentan agrupadas en diez apartados: De la prehistoria a la Antigüedad, la Hispania romana, la Edad Media I: la invasión musulmana, la Edad Media II: los reinos cristianos, la Edad Moderna: hegemonía y decadencia, la Edad Moderna: el reformismo borbónico, el siglo XIX: la era del liberalismo, la Segunda República, la Guerra Civil y el franquismo y la Transición y la España actual. El enunciado de las cien preguntas puede consultarse en el enlace que aparece más abajo.


Es un mérito del autor ofrecer una síntesis clara, amena, rigurosa y actualizada de las diversas cuestiones, lo que convierte a la obra en un ensayo divulgativo con fuerte potencial didáctico. Al final, incluye una bibliografía esencial comentada.



Índice (enunciado de las 100 preguntas) y comenzar a leer:




La obra en la Web de la Editorial:





miércoles, 31 de octubre de 2018

II GUERRA MUNDIAL: EL GENERAL DE GAULLE LLAMA A LOS FRANCESES A LA RESISTENCIA (LONDRES, 18 DE JUNIO DE 1940)

El general De Gaulle, desde Londres y a través de la BBC, se dirigió a sus compatriotas franceses haciendo un llamamiento a la resistencia y a la lucha hasta lograr la liberación del País.



LLAMAMIENTO A LA RESISTENCIA DE DE GAULLE

Los líderes que, desde hace muchos años, están a la cabeza de los ejércitos franceses, han formado un gobierno. Este gobierno alegando la derrota de nuestros ejércitos, se ha puesto en contacto con el enemigo para el cese de las hostilidades.
Es cierto que hemos sido y seguimos estando sumergidos por la fuerza mecánica terrestre y aérea al enemigo. Infinitamente más que su número, son los carros, los aviones y la táctica de los alemanes, los que nos hacen retroceder. Son los carros, los aviones y la táctica de los alemanes, los que han sorprendido a nuestros líderes hasta el punto de llevarle a donde ahora se encuentran.
Pero ¿se ha dicho la última palabra? ¿Debe perderse la esperanza? ¿Es definitiva la derrota? ¡No!
Creedme a mí que os hablo con conocimiento de causa y os digo que nada está perdido para Francia. Los mismos medios que nos han vencido pueden traer un día la victoria.
 ¡Porque Francia no está sola! ¡No está sola! ¡No está sola! Tiene un vasto imperio tras ella. Puede formar un bloque con el Imperio británico que domina los mares y continúa la lucha. Puede, como Inglaterra, utilizar ilimitadamente la inmensa industria de Estados Unidos.
Esta guerra no está limitada al desdichado territorio de nuestro país. Esta guerra no ha quedado decidida por la batalla de Francia. Esta guerra es una guerra mundial. Todas las faltas, todos los retrasos, todos los padecimientos no impiden que existan, en el universo, todos los medios para aplastar un día a nuestros enemigos. Fulminados hoy por la fuerza mecánica, podemos vencer en el futuro por una fuerza mecánica superior: va en ello el destino del mundo.
 Yo, general De Gaulle, actualmente en Londres, invito a los oficiales y soldados franceses que se encuentren o pasen a encontrase en territorio británico, con sus armas o sin ellas, invito a los ingenieros y a los obreros especialistas de las industrias de armamento que se encuentren o pasen a encontrarse en territorio británico, a poner se en contacto conmigo. Ocurra lo que ocurra la llama de la resistencia francesa no debe apagarse y no se apagará.
Charles de Gaulle. Londres, 18 de junio de 1940
Este llamamiento fue incluido por la UNESCO en 2005 en el Programa Memoria del Mundo en el que se recogen y protegen documentos de interés universal.


Al principio De Gaulle no contaba con mucho apoyo fuera del África Ecuatorial Francesa, incluso los Aliados le miraban con un poco desprecio. A medida que fue pasando el tiempo su actitud de 1940 se vio más justificada y llegó a convertirse en el símbolo de la independencia francesa. A pesar de que De Gaulle y sus colaboradores eran conservadores encontraron su apoyo en los sectores radicales y progresistas de la sociedad francesa, mientras que los sectores conservadores y clericales apoyaron el Régimen de Vichy.

El 14.07, aniversario de la Toma de la Bastilla, De Gaulle puso flores en el monumento a Foch con un contingente de “franceses libres” y adoptó la Cruz de Lorena como símbolo del movimiento de la resistencia. El 7.08, el Gobierno Inglés, en malas relaciones con Vichy, reconoció a De Gaulle y firmó un tratado con él. Sin embargo, Inglaterra no pensaba en recuperar Francia ya que estaba bastante agobiada luchando por su supervivencia.

En realidad, la Resistencia se inició, de una manera espontánea, nada más comenzar la ocupación alemana, aunque se considera como fecha de su nacimiento la proclama del general De Gaulle desde Londres.Fue una Resistencia rural y urbana. Al principio hubo dos corrientes:

  • La exterior en torno a De Gaulle. Éste intentó formar un ejército de tipo clásico: Las Fuerzas Francesas Libres (FFL) que se nutrieron especialmente de fuerzas coloniales (África Ecuatorial y del Norte, Madagascar...). Esta Resistencia se fue institucionalizando, creó el Comité Nacional Francés de Londres (1940), luego el Comité Francés de Liberación Nacional y desde 1944 el Gobierno Provisional de la República Francesa (éste acabó representanto tanto a la Resistencia exterior como interior)
  • La interior con gran papel de los comunistas. Desarrolló una gran actividad: sabotajes, redes de evasión de prisioneros, agentes de información...Además del Frente Nacional Comunista hubo otros grupos muy activos: Combat de Henri Frenais, Liberation de E. d`Astier de la Vigerie, Liberation-Nord, Franc-Tireur...
En 1943 se unificaron ambas resistencias y apoyaron a De Gaulle. La Resistencia interior apoyó a De Gaulle para que llegara a África y quitara el mando a Giraud, favorito de los americanos y de ideas más cercanas a Petain. La Resistencia interior, coordinada por J. Moulin por mandato de De Gaulle, comenzó a ganarse la simpatía de la mayor parte de los franceses. J. Moulin se dedicó a crear el Consejo Nacional de Resistencia. Desde 1943 aparecieron muchos maquis, sobre todo en los Alpes y en el Macizo Central, compuestos principalmente por jóvenes de todas clases sociales amenazados por el Servicio de Trabajo Obligatorio en Alemania.  Tras el desembarco de Normandía se activó bastante la Resistencia.

martes, 30 de octubre de 2018

RESEÑA DE "BREVE HISTORIA DEL JAPÓN FEUDAL" (R. ALMARZA)


ALMARZA, Rubén. “Breve historia del Japón feudal”. Madrid: Editorial Nowtilus, 2018.


Hay que dar la bienvenida a esta obra que nos acerca a un período de la historia japonesa del que existe escasa bibliografía en castellano. Estamos ante un ensayo que logra desmontar ciertos mitos muy difundidos sobre todo lo relacionado con la historia medieval japonesa y que consigue evitar un enfoque eurocéntrico en su exposición. Pues si bien es verdad que el feudalismo japonés presenta algunas similitudes con, por ejemplo, el francés o español, no lo es menos que ofrece grandes diferencias con ellos fruto de una historia y una mentalidad peculiares.


A través de una exposición diacrónica, Rubén Almarza analiza la larga época feudal japonesa, centrándose especialmente en el tiempo que transcurre desde el Período Heian (794-1192) hasta el final del shogunato Tokugawa (1868). Para poder entender mejor esta época, comienza haciendo una larga introducción a los años anteriores a 794, desde la prehistoria del país: los primeros pobladores de las islas, los restos paleolíticos, la tardía llegada del neolítico, la religión y el auge del budismo, los primeros intentos de  formación de un Estado complejo, las relaciones con Corea y China, la primera literatura japonesa… y la peculiar geografía de las islas que componen el archipiélago japonés, situado lo suficientemente lejos del continente asiático para mantener su peculiaridad y, a la vez, lo bastante cerca para recibir las influencias económicas y culturales de China y Corea.


El autor divide el estudio del feudalismo japonés en varios períodos. De cada uno de ellos analiza la estructura de poder, la figura del emperador, las familias dominantes que ejercen de facto el gobierno, los conflictos internos entre clanes que luchan por el poder, las relaciones con el exterior, el impacto del contacto con los europeos (comerciantes y evangelizadores), etc., y también la economía, la estructura social, la cultura, la literatura y el arte.


El feudalismo japonés alcanzó su más acabada expresión en la época del shogunato de la familia Tokugawa que se hizo con el poder tras la batalla de Sekigahara (1600) y se mantuvo en él hasta la Restauración Meiji en 1868. Pero la sociedad feudal comenzó a configurarse y a consolidarse desde el período Heian (794-1192). Durante la mayor parte de esta época, los emperadores delegaron las tareas de gobierno, la familia Fujiwara monopolizó el cargo de regente (que no solo operaba cuando el emperador era menor de edad) hasta que el emperador Shirakawa (1155-1158) decidió gobernar él mismo. Un aumento del poder de los señores, un crecimiento de los latifundios y la aparición de la clase samurái marcan los inicios de la feudalización. También se dio un florecimiento  cultural destacando el auge de la poesía (el género literario más valorado) y se construyeron numerosos palacios y templo. Siguió el convulso período Kamakura (1192-1333). Yorimoto se hizo con el poder (se nombró shogun) e inauguró el primer Gobierno de índole guerrera. En esta época Japón debió hacer frente a dos intentos de invasión de los mongoles que logró frenar gracias en parte a fenómenos meteorológicos. Durante esta época el feudalismo japonés fue consolidando su estructura. El largo tiempo de los períodos Muromachi y Sengoku (1336-1573), dominado por el shogunato de la familia Ashikaga, fue una época de conflictos armados y de gran belicosidad. Se consolidó el poder de los señores locales (daimios) y la fidelización de la sociedad. En 1543, comerciantes japoneses llegaron a las costas de Japón, entre sus artículos llevaban uno que causó gran sensación y que rápidamente fue adoptado por los samuráis: el arcabuz. En 1549 llegó a Japón Francisco Javier. Precisamente en el arcabuz basó su poder Nobunaga, el hombre fuerte que inauguró el período Azuchi-Momoyama (1573-1603). Creció la producción agrícola, el comercio y la artesanía, se reunificó el Japón y los señores feudales (daimios) construyeron numerosos castillos verdaderos centros rectores de la vida de su entorno. No todo fue paz, Japón se enfrentó a los ejércitos de Corea y China en un conflicto que duró casi una década. La primitiva tolerancia con los misioneros (jesuitas y franciscanos) se tornó en recelo debido al poco tacto de los predicadores y más tarde en abierto rechazo por los gobernantes: Hideyoshi expulsó a los jesuitas en 1587 y diez años más tarde ordenó crucificar a 26 cristianos, algunos eran japoneses convertidos (los conocidos como mártires de Nagashaki). Finalmente, en el larguísimo período Edo (1603-1867), dominado por el shogunato de la familia Tokugawa se ipuso el aislacionismo de Japón, portugueses y españoles fueron expulsados del país y tan solo se permitió la estancia de un grupo de holandeses en la isla artificial de Dejima. Este aislacionismo va a continuar hasta le llegada de la flota del comodoro Perry en 1853, primer extranjero no autorizado que entró en Japón en 200 años. A partir de entonces Japón se va a tener que abrir al exterior, no siempre de buena gana, firmando una serie de tratados con las potencias occidentales no muy favorables para sus. El autor explica con detalle la estructura de una sociedad tan jerarquizada (aunque con alguna posibilidad de movilidad) y los distintos grupos sociales, dedicando un  apartado al papel de la mujer en esta sociedad (de una posible sociedad matriarcal en el período Heian se fue pasando a otra de claro predominio masculino a medida que se fue imponiendo la clase guerrera). Tras dedicar unas líneas a la mejora en la economía, al aumento del nivel de vida y al desarrollo cultural y artístico, se analiza por qué cayó el shogunato. En 1868, se proclamó la Restauración Meiji y el final de la época Tokugawa.


Hasta aquí el cuerpo principal de la obra que acaba con unas líneas explicando en qué consistió la Restauración Meiji  y dando unas pequeñas pinceladas de la historia posterior de Japón.


La obra en la Web de la Editorial:

viernes, 26 de octubre de 2018

II GUERRA MUNDIAL: LA CAPITULACIÓN DE FRANCIA

Tras el embarque de las tropas en Dunkerque, se estableció un segundo frente al norte de París que llegaba hasta el extremo norte de la Línea Maginot. Los alemanes llegaron a la  Línea Maginot, su objetivo prioritario era llegar a París. Algunos generales franceses (Buhrer, Prételat...) pensaban que había que sacar a los soldados de sus refgugios de hormigón de la Línea Maginot puesto que, en realidad, no defendían nada. De Gauke propuso reunir los blindados con los que contaba Francia y organizar un contraataque. Sin embargo el Estado Mayor ordenó continuar a la defensiva.
 
El 5.06.1940 comenzó una nueva ofensiva alemana. Tras una primera resistencia, el frente francés se derrumbó estrepitosamente, los soldados huían despavoridos.  Los alemanes sobrepasaron fácilmente la Línea con muy pocas bajas y avanzaron rápidamente dejando para la infantería la “limpieza” de los focos de resistencia que quedaban a sus espaldas. El día 9 los alemanes cruzaron el  Sena sus blindados avanzaban a gran velocidad (Rommel recorrió 240 Km en un solo día). El ejército alemán inició una "operación tenaza" sobre París. El 10.06 Mussolini, en un gesto oportunista, declaró la guerra a Gran Bretaña y Francia.
 

El Gobierno francés, tras declarar París ciudad abierta y desmilitarizada, huyó primero a Tours y luego a Burdeos. Los alemanes entraron en París el 14 de junio. Para Hiler fue una satisfacción infinita. La derrota francesa se había producido en unos pocos días,, esta rapidez conmocionó a todo el mundo, incluso a los propios alemanes.

A la izquierda, tropas alemanas desfilan por las calles de París con el Arco del Triunfo al fondo. A la derecha Hitler en París con la torre Eiffel como fondo

El Primer Ministro Reynaud presentó la dimisión, el Presidente Lebrun encargó formar gobierno a Pétain, un héroe de la I Guerra Mundial que ahora contaba 84 años (17 de junio). Pétain no ofrecía nada más que pesimismo. Reynaud era partidario de resistir, sin embargo  Pétain y Weigand apremiaban para que se firmase el armisticio aduciendo razones como que la guerra  estaba perdida, que Gran Bretaña no podría resistir por sí sola o que seguir resistiendo acarrearía sufrimientos inútiles. Además estaba el deseo, un tanto confuso, de seguir manteniendo bajo soberanía francesa al menos en una parte del País. Lebrun encargó a Pétain negociar el armisticio que lo solicitó a los alemanes el día 18 de junio.

"Al responder a una petición del Presidente de la República, asumo desde hoy la jefatura del gobierno de Francia. Seguro del afecto de nuestro admirable ejército, que lucha con un heroísmo digno de su larga tradición militar contra un enemigo superior en número y armamento; seguro de que con su magnífica resistencia el ejército cumplió con las obligacio-nes con los aliados; seguro del apoyo de los ex combatientes que tuve el honor de comandar; y seguro de la confianza del pueblo entero, me doy a Francia para atenuar su infortunio. En estas penosas horas pienso en los desgraciados fugitivos que, carentes totalmente de medios, yerran por nuestros caminos. Les expreso mi compasión y cariño. Con el corazón dolorido os digo hoy que debe cesar la lucha. Anoche me dirigí al adversario para preguntarle si está dispuesto a buscar conmigo, como soldados, después de la batalla y en forma honrosa, los medios para poner fin a las hostilidades. Todos los franceses deben congregarse en torno del gobierno que presido en estas duras pruebas y soportar en silencio la angustia de obedecer solamente a la fe en el destino de la Patria." Mensaje de Petain, 17 de junio de 1940.

 

Hitler quiso que el armisticio se firmase en el mismo lugar y en el mismo vagón de tren en los que los alemanes fueron obligados a firmar la capitulación en 1918. Fue preciso sacar al vagón del museo en el que se encontraba (a través de un hueco practicado en la pared) y trasladarlo al claro de Rethondes. Tras la firma, el vagón se trasladó a Berlín. En otra entrada de este Blog puede seguir la curiosa historia de este "vagón del armisticio"








Llegada al vagón para la firma del armisticio


El armisticio se firmó en el  bosque de Compiègne el 22 de junio de 1940, era la humillación de Francia. El texto establecía la división de Francia como se ve en el mapa siguiente:
  • Los alemanes administraban todo el noreste de Francia (zona ocupada).
  • El resto de Francia quedaba bajo el Gobierno de Petain que estableció su capital en Vichy. Este Gobierno títere controlaba 40 Departamentos, la flota y las colonias

Wikipedia


 
CAPITULACIÓN DE FRANCIA
Acuerdo de Armisticio entre el Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas y los Plenipotenciarios Franceses. 22 de Junio de 1940.
Entre el Jefe de Alto Mando de las Fuerzas Armadas Coronel General [Wilhelm] Keitel, comisionado por el Fuehrer del Reich Alemán y Supremo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Alemanas y los suficientemente autorizados plenipotenciarios del Gobierno Francés, General [Charles L. C.] Huntziger, presidente de la delegación; Embajador [León] Noel, Vice Almirante [Maurice R.] LeLuc, General del Ejército [Georges] Parisot y General de la Fuerza Aérea [Jean-Marie Joseph] Bergeret, se acuerda el siguiente armisticio:
Artículo II.
Para salvaguardar los intereses del Reich Alemán, los territorios del Estado Francés al norte y al este de la línea dibujada en el mapa adjunto serán ocupadas por las fuerzas alemanas. Como parte de las zonas no están en control de las tropas alemanas, esta ocupación se llevará a cabo inmediatamente a la conclusión de este tratado.
Artículo III.
En las partes ocupadas de Francia, el Reich Alemán ejercerá todos los derechos de una potencia de ocupación. El Gobierno Francés se obliga a apoyar por todos los medios las normas resultantes del ejercicio de esos derechos y llevarlos a cabo con la ayuda de la administración francesa…..
Al Gobierno Francés se le permite seleccionar el asiento de su gobierno en el territorio no ocupado o si lo desea mudarse a París. En este caso el Gobierno Alemán garantiza al Gobierno Francés y a sus autoridades centrales los alivios necesarios de manera que puedan ejercer su posición de conductores de la administración desde París a los territorios no ocupados.
Artículo IV.
Las fuerzas armadas francesas en tierra mar y aire serán desmovilizadas y desarmadas en un periodo a determinarse. Se exceptúan aquellas fuerzas necesarias para mantener el orden doméstico. Alemania e Italia fijarán los niveles de fuerza que tendrán….
Artículo VII.
En el territorio ocupado, todas las fortificaciones terrestres y costeras, con armas, municiones y aparatos y plantas de todo tipo serán rendidas sin daño alguno. Los planos de esas fortificaciones así como los planos de las que han sido actualmente conquistadas serán pasadas a nuestras manos….
Artículo VIII.
La flota de guerra francesa, será reunida en puertos a ser designados de manera particular y bajo el control italiano o alemán para desmovilizarla a excepción de aquellas unidades entregadas al gobierno francés para protección de los intereses franceses en su imperio colonial….
Artículo XII.
Los vuelos de cualquier avión francés quedan prohibidos. Todos los aviones que vuelen sin autorización alemana serán declarados enemigos y tratados correspondientemente por la Fuerza Aérea Alemana…
(….)
Este acuerdo de armisticio, es firmado en el Bosque de Compiègne el 22 de Junio de 1940 a las 6:50pm, hora de verano alemana.
HUNTZIGER KEITEL
APÉNDICE
La línea mencionada en el Artículo II de este acuerdo de armisticio, comienza al este de la frontera Franco-Suiza en Ginebra y corre cerca a las villas de Doe, Paray, Le Monial, y Bourgues a aproximadamente veinte kilómetros de la línea de ferrocarril Tours-Angulie-Liborune y se extiende a través del Monte Marsan y Orthes hasta la frontera española.

¿Por qué Hitler accedió a esta particpación de Francia? No podemos saberlo exactamente. Tal vez pensó que de no hacerlo se pudiera formar un gobierno francés en el exilio en Argelia y así el ejército francés hubiera pasado al Norte de África y se hubiera unido su flota a la inglesa. O ¿tenían los alemanes  problemas para administrar toda Francia?


Fuente de la imagen: La Aventura de la Historia

La mayoría de los franceses parecieron conformarse, sin embargo algunos iniciaron la resistencia. El 18 de junio, general De Gaule, desde Londres y a través de la BBC,  hizo un llamamiento a la resistencia y a luchar hasta la liberación del País. Así nació el movimiento "Francia Libre". Del llamamiento de De Gaule trataré en otra entrada. 

El Gobierno de Vichy, presidido por Pétain quedó como colaborador de los alemanes, aunque no aceptó entrar en la guerra al lado de Alemania. El 10 de julio, la Asamblea Nacional votó (569 votos favor, 80 en contra y 17 abstenciones) la disolución de la República.


miércoles, 24 de octubre de 2018

LA LÍNEA MAGINOT, UNA GRAN OBRA QUE SIRVIÓ PARA MUY POCO



https://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?t=13280
A. Maginot fue Ministro de la Guerra en Francia desde 1929 a 1931. Había sido soldado raso en la I Guerra Mundial y sufrido las penalidades de la guerra de trincheras. Para evitar algo semejante tuvo la idea de construir una sólida barrera defensiva para repelir un posible ataque alemán: LA LÍNEA MAGINOT. Comenzó a construirse en 1930, tras varias fases, en 1939 estaba prácticamente terminada.

La línea Maginot era una sucesión de fuertes y búnkeres, puestos de fuego (dotados con baterías pesadas) protegidos por muros de hormigón de hasta 3 m. de espesor y blindajes de acero. Delante solían tener barreras de obstáculos para impedir el paso de los tanques.  La Línea tenía 108 fuertes principales separados por unos 15 Kms. Además, contaba con muchos pequeños fortines y puestos de observación. En total, una longitud de unos 400 Kms. (desde la frontera Suiza a Luxemburgo).  Los puestos estaban comunicados por líneas férreas subterráneas. La Línea Maginot pretendía ser autosuficiente; como se ve en la siguiente ilustración de uno de los búnkeres, procedente de la Web de ArteHistoria, contaba con generadores de luz y aire, almacenes, cocinas, hospitales, salas de mando, zonas de acuartelamiento para la tropa y oficiales, polvorín, etc. Un enorme esfuerzo y una gran inversión que sirvieron para muy poco.

https://www.artehistoria.com/es/fuente/l%C3%ADnea-maginot




Como se ve en el mapa de arriba, la Línea Maginot era más sólida en la frontera con Alemania (Alsacia y Lorena) que era donde los franceses podían esperar el araque alemán. Más al norte estaban las Ardenas, consideradas infranqueables, sobre todo para un ejército como el alemán con unidades blindadas (Petain, el héroe de la I Guerra Mundial había afirmado que un ejército blindado nunca pudiera pasar por esta zona boscosa). Y más al norte aún  estaba el llanura belga por donde se suponía pudieran atacar los alemanes, es decir un nuevo Plan Schlieffen.

El mando militar francés consideraba inexpugnable a esta Línea. Era una expresión de una aberrante y anticuada concepción estratégica que, mirando más al pasado (I Guerra Mundial) que al presente, confiana demasiado en las fortificaciones. El entonces coronel De Gaulle, estudioso de la estrategia, vio más claro y se desesperaba ante la actitud del mando. Él pensaba que Francia debía dotarse de medios mecánicos terrestres y aéreos con los que hacer frente a la guerra moderna, su voz no fue escuchada, es más se ganó la antipatía de Petain.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...