domingo, 30 de agosto de 2015

REVOLUCIÓN FRANCESA: EL SEGUNDO DIRECTORIO (sept., 1797 - nov, 1799)


En las elecciones de 1798, después del golpe de fructidor, para renovar parte de las dos cámaras los resultados fueron favorables al gobierno cuyos candidatos se presentaron bajo un programa de cuatro negaciones básicas elaborados por B. Constant: ni terror, ni reacción, ni monarquía, ni dictadura. No gustaba a los miembros del Directorio tener elecciones anuales, pero así lo establecía la Constitución que prohibía expresamente su reforma hasta pasados 9 años.

1) Reformas y medidas de política económica y fiscal

El Directorio acometió una reorganización económica y financiera de Francia que preparó el camino a las posteriores reformas de N. Bonaparte. 
  • Solución al problema de la Deuda. Una ley de 30 de septiembre de 1797 consolidó un tercio de la deuda y los dos tercios restantes se pagaron en bonos al portador expedidos por la Tesorería Nacional. Era una auténtica bancarrota.
  • Reforma fiscal. Fue un intento de equilibrar el presupuesto mediante una recaudación más regular: se reorganizaron los impuestos directos, se crearon otros nuevos (sobre puertas y ventanas, es decir que el aspecto exterior del edificio se considera un signo del grado de riqueza de su morador) y se volvieron a imponer algunos impuestos indirectos (por ejemplo sobre el tabaco o el timbre). Se creó una agencia de contribuciones  en cada Departamento encargada de recaudar los impuestos con más exactitud y diligencia. Esta reforma no acabó con el déficit, para reducirlo se acudió a procedimientos habituales: venta de bienes nacionales, petición de préstamos, explotación de los países ocupados....
A pesar de sus intentos, el Directorio se encontró con grandes dificultades económicas que iban a deslucir sus logros: escasez del crédito, deficiente estructura bancaria a pesar de haberse creado algunos "bancos" (Caja de Descuento Comercial, Caja de Cuentas Corrientes...), problemas para las manufacturas derivas de la baja demanda rural, paralización del comercio exterior, mal estado de las carreteras y caminos que dificultaba el comercio interior, problemas para los campesinos derivados de la bajada del precio de los productos agrícolas fruto de las buenas cosechas de 1796, 1797 y 1798.

El Directorio organizó una primera exposición nacional de productos franceses para dar a conocer la producción industrial de Francia. En esta exposición se descubren algunos progresos químicos (Método Appert, telas pintadas de Gremmond.. etc.). Con todo, se constata que Francia está muy lejos de Inglaterra.


2.- La lucha contra Inglaterra

Tras Campoformio, solo Inglaterra estaba en lucha contra Francia. Inglaterra no tenía aliados, pero controlaba las rutas marítimas. El 26 de octubre de 1797 el Directorio decidió la creación del Ejército de Inglaterra, unos 50.000 hombres para una posible invasión de la isla. A su frente se puso a Bonparte. Éste, en una Proclama del 21 de noviembre, caldeó el ambiente recordando que Inglaterra había conquistado  colonias francesas o aliadas (Martinica, Tobago, Santa Lucía..), había financiado la coalición antifrancesa, había apoyado a los monárquicos en su intento de tomas el poder y su gobierno era "el más corruptor y corrompido de Europa". Inglaterra redobló su inversión e  la flota para poder evitar esta posible invasión.


Napoleón informó al Directorio que la invasión no era posible mientras Francia no dispusiese de una flota más poderosa, así que la lucha se planteó en términos económicos: un bloqueo económico que llevase a Inglaterra a la bancarrota y cortar las comunicaciones de Inglaterra con la India. Esta política va a ser continuada posteriormente por Napoleón. El bloqueo del segundo Directorio tuvo un precedente la ley de 31.10.1796 que ordenaba apoderarse de todo navío que llevase mercancías inglesas que hubieran sido prohibidas, especialmente productos textiles y quincallería. El 9 de enero de 1798, otra ley declaraban objetivos a todos los navíos que transportasen mercancías inglesas.

Consecuencias del bloqueo:
  • Para Francia. Se desataron protestas de los industriales por la falta de materias primas (algodón sobre todo) y de los consumidores por la falta de artículos (coloniales especialmente).
  • Para Inglaterra. Se desató una crisis económica. 


3.- La Aventura Egipcia de Napoleón Bonaparte (1798)

Fue aprobada por Barras en marzo de 1798. ¿A qué responde? ¿al sueño oriental de Bonaparte preocupado por asegurar a Francia la posesión de las Islas Jónicas o  al deseo del Directorio de alejar un general ambicioso que intervenía en política pasando por encima del poder civil? ¿o responde a una vieja aspiración francesa de controlar las rutas comerciales hacia la India? ¿sería Egipto una buena base para la conquista de la India? De todas formas, la empresa iba a subir un grado el enfrentamiento con Inglaterra.

El Cónsul Francés en El Cairo lo había considerado empresa fácil. Con ello, además, Inglaterra iba  a tener que inmovilizar su flota en el Mediterráneo ya que podía ver amenazada su ruta comercial con la India




En mayo, Napoleón fue nombrado Comandante en Jefe del Ejército de Oriente. Tras unos rápidos preparativos, una  flota de casi 300 navíos partió el 19 de mayo de 1798 del puerto de Tolón llevando a bordo al ejército de Bonaparte (unos 30.000 hombres además de la tripulación) acompañados de varios de sus más importantes generales. Se unieron más efectivos en Génova y Civitavecchia.  Se ocultó el destino (incluso se difundió el rumor de que iba a Irlanda) para despistar a los espías informadores de la flota inglesa. Nelson presuponía el destino: «Pienso que la intención de los franceses es apoderarse de algún puerto egipcio, a fin de poder enviar un ejército formidable a las Indias». 

Cuando llegaron a la isla de Malta (defendida por los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén) Bonaparte no tenía ninguna razón legítima para atacar y tomar la isla por la fuerza; sin embargo decidió hacerlo, le bastaban unos cañonazos para tomar la reducible fortaleza de La Valetta. El botín fue grande en armas y dinero. La isla significaba una importante posición en el Mediterráneo. Napoleón dictó varios decretos que modernizaban la administración de la Isla. Napoleón partió dejando en Malta  al general Vaubois con cuatro mil soldados para asegurarse de que no cayese en manos de los ingleses.


Toma de Malta por Napoleón

Al llegarle la noticia de la caída de Malta ocurrida el 11 de junio, el almirante británico Horacio Nelson movilizó la flota mediterránea en Gibraltar y se lanzó a interceptar a los franceses. Napoleón consiguió esquivar a los ingleses y logró desembarcar en Egipto. El 1 de julio tomó Alejandría que no opuso mucha resistencia. 


Desembarco de Napoleón en Egipto,  Dibujo de Charles Lemire
Tomado de: http://inmf.org/efranegypte.htm

Pocos días después marchó hacia el Cairo a través del desierto, evitando el curso del Nilo por el que podía encontrarse alguna flotilla enemiga.

«Los hombres creían estar en el fuego del infierno; se morían, enloquecían, no tanto de calor, de hambre y de sed, como de espanto. Hubo deserciones, protestas, actos de franca rebelión casi. Pero bastaba que apareciese Bonaparte para que todo se callase y para que los hombres le siguiesen de nuevo por el infierno abrasado (…)».


El camino de El Cairo fue muy duro, además de sufrir los rigores del sol egipcio, la sed y la fatiga, el contingente francés fue continuamente hostigado por partidas de mamelucos. 



« Los hombres se morían, enloquecían, no tanto de calor, de hambre y de sed, como de espanto. Hubo deserciones, protestas, actos de franca rebelión casi, pero bastaba que apareciese Bonaparte para que todo se callase y para que los hombres le siguiesen de nuevo por el infierno abrasado con la misma docilidad de las sombras que siguen a Hermes, conductor de almas » (Merejkovski)


Tuvo un primer encuentro serio con los mamelucos el 13 de julio en Chebreis donde Napoleón hizo retroceder a su enemigo que dejó más de 200 muertos en el campo de batalla (las pérdidas francesa fueron mínimas, unos pocos heridos). El siguiente enfrentamiento, más serio se conoce como la  Batalla de las PirámidesLos mamelucos superaban en número a los franceses y tenían una poderosa caballería, pero estaban equipados con un armamento primitivo, por ejemplo no tenían cañones; además, sus fuerzas quedaron divididas por el Nilo. La batalla se desarrolló el 21 de julio de 1798. El completo triunfo de Napoleón se produjo en unas pocas horas. Tras  esta batalla, Francia obtuvo El Cairo y el bajo Egipto


Soldados napoleónicos en la batalla de las Pirámides
Xilografía de la Batalla de las Pirámides tomada de Artehistoria (http://www.artehistoria.com/v2/obras/11936.htm).
 Ilustra perfectamente la diferencia de armamento de ambos ejércitos


Tras recibir noticias de la derrota de su legendaria caballería, el ejército mameluco de El Cairo se dispersó a Siria para reorganizarse. Napoleón entró en El Cairo el 25 de julio. Rápidamente dicta medidas para el gobierno del país, estableció una especie de protectorado descentralizado dando cierto protagonismo a los jeques locales.



«¡Soldados! ¡Desde lo alto de esas Pirámides, cuarenta siglos os contemplan!» (Napoleón)

La flota francesa era la garantía de la comunicación de Napoleón con Francia. En vez de ponerla a recaudo en un lugar seguro, su vicealmirante, Brueys, decidió anclarla en línea en la bahía de Abukir dejando los navíos de transporte en Alejandría. Incluso se habían desmontado los cañones que miraban a la línea de costa. El almirante Nelson sorprendió a la flota francesa y destrozó su flota (1-2 de agosto de 1798)


http://home.arcor.de/thomas_siebe/abukir.html

Aparte de las pérdidas humanas (unos 1700 muertos, además muchos heridos y prisioneros) y materiales (solo cuatro barcos franceses lograron escapar de los 13 navíos y cuatro fragatas ), la principal consecuencia de l desastre de Abukir fue que el ejército de Napoleón, victorioso en tierra egipcia, quedó prisionero sin conexión con Francia. Además, el Imperio Otomano pactó con los británicos y declaró la guerra a Napoleón.


4.- La Campaña de Siria y Palestina

Tras Abukir, Napoleón se hallaba aislado al no disponer de su flota, no podía recibir suministros de la Francia. Pero su ejército estaba intacto, así que decidió conquistar Palestina y Siria.

Hubo de atravesar el desierto del  Sinaí lo que fue una dura prueba para sus hombres. Tras diez días de combate tomó El Arish (ver mapa superior). Gaza cayó el 24 de febrero. Mayores dificultades encontró en Jaffa, a la fuerte resistencia de la guarnición otomana se sumó una epidemia de cólera que empezó a causar estragos entre la tropa francesa. La carnicería a la que sometieron a la población de la ciudad fue espantosa y el saqueo muy intenso a pesar de los esfuerzos de los oficiales por contener a la tropa.


Este cuadro de Gros refleja cómo Napoleón, para mostrar que el contagio de la peste no es muy probable visitó el hospital de la Ciudad y tocó a algunos infectados. Un gesto bien meditado, realizado a costa de poder ser contagiado, que busca insuflar ánimo en los soldados. Napoleón, una vez más, confiaba en sus buena estrella.

Posteriormente, una vez tomada Haifa que no ofreció mucha resistencia, se dirigió a San Juna de Acre, el  viejo fortín de los cruzados. Estuvo a punto de tomar la fortaleza, pero la dura resistencia de los sitiados se lo impidió. La falta de víveres y la desmoralización obligaron a Napoleón a levantar el cerco tras 62 días de asedio. 


Tropas francesas ante San Juan de Acre
El camino de vuelta a Egipto fue muy duro, por falta de agua y el continuo hostigamiento de las partidas árabes. Napoleón llegó a El Cairo con 5.000 hombres menos de los que había partido. Todavía obtuvo un gran éxito en la batalla terrestre de Abukir (una especie de venganza). Tras esta victoria, Napoleón escribe al Directorio: "La batalla de Abukír es una de las más bellas que he visto. Del ejército enemigo desembarcado ni un hombre escapó".




Mientras tanto, Francia se debilitaba por las tensiones internas y, además, debía hacer frente a la segunda coalición. Napoleón temió quedarse al margen de un nuevo reparto de poder y decidió regresar cuanto antes. El 22 de agosto de 1799, partió a bordo de la fragata Muiron y, burlando el bloqueo británico,  llegó a Ajaccio el 1 de octubre, el día el 7 de octubrereemprendió su camino, el 9 de octubre, desembarca en Fréjus, diecisiete meses después de su partida de Francia. El día siguiente, llega a Aix desde donde informa por carta al Directorio su llegada. En su camio a París, fue recibido con entusiasmo en las poblaciones por las que pasó, lo mismo sucedió en París donde entró el 16 de octubre.


5.- La Segunda Coalición

La Segunda Coalición fue la respuesta de las potencias a la política invasora del Directorio. Francia se había rodeado de "repúblicas hermanas", estados satélites: República Bátava, República Cisalpina, República Ligur, República Romana. Formaron la coalición Gran Bretaña, Rusia, Austria, Nápoles, Suecia y el Imperio Otomano:


Añadir leyenda

  • Inglaterra era la única que seguía en guerra contra Francia.
  • El Imperio Otomano había declarado la guerra a Francia en septiembre de 1798.
  • La campaña egipcia de Napoleón aproximó a Rusia y al Imperio Otomano a Inglaterra.  Se abrieron los Estrechos a la flota rusa.
  • En diciembre de 1798, Inglaterra, Nápoles y Rusia firmaron una coalición comprometiéndose a intervenir en Italia.
  • Austria, después de mucho vacilar, dejó pasar a las tropas rusas por su territorio (iban a Italia) por lo que Francia le declaró la guerra.
  • En octubre de 1799, Gustavo IV de Suecia se adhirió a la coalición






Esta coalición puso a Francia en aprietos. Para solventar la escasez de efectivos del ejército se tuvo que volver al servicio militar obligatorio y dar un carácter popular al reclutamiento, una especia de vuelta a la leva en masa. Durante la primavera de 1799, Francia retrocedió en Italia y Alemania, aunque los límites territoriales franceses permanecieron intactos. La campaña de verano comenzó peor para Francia, derrota en Italia (perdió Napoles y toda Italia Norte salvo Génova),  los ingleses invadiendo Holanda… Las fronteras parecían amenazadas. Las divisiones entre las potencias coaligadas parecieron dar un respiro y, también ahora, parecieron asegurarse las fronteras naturales.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...