miércoles, 2 de marzo de 2016

LA AMBICIÓN DE LUIS NAPOLEÓN BONAPARTE: DESDE SU ELECCIÓN COMO PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA HASTA SU AUTOPROCLAMACIÓN COMO EMPERADOR (Dic., 1848 - Dic., 1952)


Ya he señalado en la entrada anterior que la Constitución francesa de 1848 no regulaba convenientemente las relaciones entre el Presidente de la República y la Asamblea. Luis Napoleón estaba envalentonado con el gran apoyo recibido en la elección presidencial. El primer choque tuvo lugar el séptimo día de gobierno de Luis Napoleón a propósito de un impuesto sobre la sal que quiso instaurar Luis Napoleón (a pesar de durante la campaña electoral se había presentado ante los campesinos con el lema de "no más impuestos"). La Asamblea vetó este impuesto, pero Napoleón vetó a su vez los acuerdos de la Asamblea.

Durante el mes de enero de 1849 el duelo entre ambas instituciones fue titánico. La Asamblea vetó al ministro Odilon Barrot y el Gobierno respondió pidiendo a la Cámara que se autodisolviese. Los diputados republicanos de la Cámara pensaron resistir apoyándose  en la Guardia Móvil y en los Clubs. Luis Napoleón respondió de varias maneras:
  • Disolvió la Guardia Móvil, la mitad de sus efectivos fueron licenciados y la otra mitad aceptó un cambio de destino.
  • Presentó un proyecto de disolución de los Clubs que iba claramente contra el Art. 8 de la Constitución que garantizaba a los franceses el derecho a asociarse. Se quiso tramitar como un proyecto urgente, pero la Cámara rechazó esta urgencia y pidió la recusación del Gobierno.
  • El 29 de enero el Gobierno ocupó militarmente el edificio de la Asamblea. Señala MARX que "La Montañano tuvo la energía suficiente para oponerse.
Aunque la Asamblea siguió existiendo hasta mayo quedó plegada a los deseos de Napoleón. Al fin, fue disuelta y en mayo de 1849 se eligió una nueva Asamblea que resultó ser de una extraña composición: dos tercios eran monárquicos (Legitimistas seguidores de la línea de Carlos X y Orleanistas) y un tercio republicanos (la mayoría socialistas, 180 frente a los 75 republicanos moderados). Había triunfado el bloque del Partido del Orden. Sólo votó el 40 % del censo lo que dio muestras de la desilusión política existente. ¡No era para menos!

Elección legislativa de Francia de 1849
Wikipedia

El gobierno de Luis Napoleón comenzó en medio de grandes dificultades económicas (crisis económica, descontrol de la deuda pública, escándalos financieros...) y de continuos enfrentamientos políticos (entre las dos ramas de monárquicos, entre monárquicos y republicanos, entre republicanos y el Presidente...) que, en general, favorecieron a Luis Napoleón.

Los pasos hacia el moderantismo en Francia se trasladaron a la política exterior. Las tropas francesas contribuyeron a aplastar la sublevación de Mazzini en los territorios del Papado y repusieron a Pio IX (un papa que ya había perdido el calificativo de liberal) al frente de sus estados (junio-julio, 1849). Francia, el ejemplo revolucionario un año antes, ahora era agente de la reacción (en realidad, Napoleón estaba haciendo lo mismo que las tropas austriacas en el norte de Italia).  Con el agravante de que esta intervención en Italia vulneraba algunos artículos de la Constitución, por ejemplo, el artículo 5 ("la República Francesa no empleará jamás sus fuerzas militares contra la libertad de ningún pueblo")  o el artículo 54 que establecía que el Presidente no podía declarar la guerra sin el consentimiento de la Asamblea.

Ante este hecho, algunos Diputados hicieron un llamamiento a defender la Constitución. Ledru-Rollin se apoyó en un artículo de la Constitución que establecía que el pueblo debía intervenir cuando la Constitución se hallase amenazada. Hubo manifestaciones y un intento de insurrección. En París, salieron a la calle unas 7000 personas; sólo en Lyon hubo violencia generalizada.

Fue la excusa ideal para el Gobierno que, arguyendo el "gran peligro revolucionario", aprobó una serie de medidas reaccionarias:
  • Nuevo reglamento de la Cámara limitando la libertad desde la tribuna parlamentariaSegún Marx "la montaña" debiera haber abandonado la asamblea ya que entonces los partidos del orden se hubieran dividido.
  • Expulsión de la Cámara de  30 Diputados Socialistas. Las elecciones para sustituirlos demostraron que los republicanos de izquierda no estaban muertos, a pesar del control del Gobierno, consiguieron 20 de los 30 escaños en juego.
  • Exclusión del derecho a voto de un tercio del electorado (mayo, 1850): de 9,5 millones se bajó a unos 6 millones de electores. Para poder votar se debía llevar viviendo en el mismo cantón tres años como mínimo. Los excluidos son los electores más pobres (por ejemplo se excluye a los vagabundos, a los obreros en busca de trabajo, a los que no residan tres años en el cantón...). Para Marx este hecho significó el inicio de disolución de la República. Un año más tarde, Luis Napoleón restablecería el sufragio universal presentándose como un amigo del pueblo.
  • Recortes en la libertad de prensa y de reunión.
  • Ley Falloux (1850) que permitía al clero organizar escuelas primarias y secundarias, consagró la influencia del clero en la enseñanza. Se estableció la obligatoriedad de la enseñanza religiosa en la escuela. Se pretendía evitar la difusión de la anarquía y del socialismo que, según el gobierno, había favorecido la legislación del Gobierno Provisional que estableció la escuela laica, obligatoria y gratuita hasta los 14 años.  La burguesía se aproximó a la iglesia por miedo al socialismo.
En agosto de 1.850 murió Luis Felipe de Orleans, por un momento pareció que se podía llegar a una unificación de las dos ramas de monárquicos y, con ello, una posible restauración de la monarquía. La intransigencia del Conde de Chambord (nieto de Carlos X) a renunciar a una monarquía de origen divino no lo hizo posible. El gran duelo de los monárquicos en la Asamblea por demostrar cuál de las dos ramas era la más conveniente para Francia no hizo sino fortalecer la figura de Luis Napoleón. De todas formas, el mayoría monárquica en la Asamblea se hacía notar, por ejemplo, los diputados prorrumpían en aplausos cada vez que se acusaba a la República o se hacían elogios de la Monarquía o de la Santa Alianza.

Pronto iba a llegar la ruptura entre Napoleón y los diputados monárquicosNapoleón tuvo la osadía de presentar como parte de la misma proposición el retorno de las familias reales y la amnistía de los insurrectos de junio del 48. La indignación de la mayoría parlamentaria monárquica fue enorme al ver comparadas las estirpes reales con el proletariado. He aquí a Napoleón convertido en defensor de la República frente a la mayoría monárquica y a muchos diputados republicanos cerrando filas en torno a Napoleón para defender el régimen. En enero de 1.851, Napoleón se sintió lo suficientemente fuerte para cesar al comandante de la guarnición de París y de la Guardia Nacional, general Changarnier, por apoyar abiertamente la restauración monárquica.

Se acerca el fin del mandato de Luis Napoleón y, según la Constitución, no podía ser reelegido. Comenzó a preparar la prolongación de su mandato. A Napoleón le quedaban dos caminos, o dejar el poder o alterar la Constitución. Iba a elegir esto último. Hizo una fuerte campaña identificándose a sí mismo con los intereses de la Francia republicana y señalando la necesidad de reformar la Constitución para poder prolongar su mandato. El 2 de diciembre de 1.851 (aniversario de Austerlitz y de la coronación del primer Napoleón) dio un golpe de Estado y disolvió la Asamblea por la fuerza. A la vez, anunciaba que quedaba restaurado el sufragio universal. ¿Qué hizo el pueblo? Ciertamente hubo alguna resistencia pero no fue muy fuerte y fue fácilmente reprimida (Grenville señala que hubo 25.000 detenidos, otros autores los elevan hasta los 100.000). Los disturbios tuvieron lugar en las zonas más atrasadas, lo que dio pie a Napoleón para argumentar que su golpe de Estado servía para alejar una insurrección general socialista. Napoleón se había asegurado el apoyo de la Administración con nombramientos adecuados, además, la Iglesia estaba de su parte, el ejército le fue leal y la burguesía apoyó el golpe por miedo a la revolución social.

El día 20, se votó en un plebiscito la reelección de Napoleón por un período de 10 años (7.439.216 síes frente a 646.737 noes). 

En enero de 1.852, promulgó una nueva Constitución y en diciembre proclamó el II Imperio proclamándose emperador con el nombre de Napoleón III (el II debiera haber sido el hijo del primer Napoleón, así que de alguna forma dejaba claro que ignoraba la legitimidad monárquica de la época de la Restauración). La resistencia fue muy pequeña en parís, algo mayor en algunos Departamentos.

Era el fracaso total de los principios que inspiraron la revolución de febrero de 1848.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...