lunes, 8 de febrero de 2016

EXTENSIÓN DE LA REVOLUCIÓN DE 1830: ITALIA

La revolución de 1830 en Francia va a despertar grandes esperanzas en algunos territorios de Italia. El fuerte nacionalismo, que se va a ir fraguando especialmente en  sociedades secretas como los Carbonarios, se va a dirigir con tra Austria y el Papado (Gregorio XVI). La revolución prendió con fuerza en tres territorios:
  • Modena, territorio controlado por Austria. Fue el foco inial. Los liberales creyeron que podían contar con su Duque (Francisco IV) para que encabezara un movimiento contra Austria y con el objetivo final de promover la unidad italiana. Al estallar la revolución vieron que no era así: el Duque huyó (febrero, 1.831).
  • Parma, también bajo el control de Austria. 
    Los revolucionarios obligaron a huir a la duquesa María Luisa.
  • Romañaa, territorio del papado. Tras derrocar a Gregorio XVI, los revolucionarios proclamaron las Provincias Unidas de Italia Central.
En Roma no hubo levantamiento tanto por miedo al fracaso como para evitar la intervención francesa o austriaca en favor del Papa.

Pronto llegó la reacción de la mano del ejército austriaco. El 4 de marzo tropas austriacas entraron en Módena;   en pocos días, sin muchas dificultades, tomaron Parma y los restantes lugares donde se habían producido las revoluciones. Los austriacos justificaron su intervención en la llamada que había recibido de los duques de estos territorios y del propio Gregorio XVI. Fue el fin de los efímeros triunfos revolucionarios. Siguió una gran represión.

Las revoluciones fracasaron en Italia no solo por la intervención del ejército austriaco, sino también por la indiferencia de las masas populares. A pesar del fracaso, las consecuencias que se derivaron del mismo iban a marcar un nuevo camino hacia la gran meta del nacionalismo italiano, la unificación:

  • Los acontecimiento revolucionarios pusieron en evidencia la ineficacia de las sociedades secretas en general y de los Carbonarios en particular. Fue su sentencia de muerte.
  • Se vio claramente la necesidad de un planteamiento internacional de "la cuestión italiana" para poder avanzar en el proceso unificador.
  • Los emigrados italianos que huyeron de la represión, asentados sobre todo en París y Ginebra, iban a perfilar la idea de la futura Italia unida.
G. Mazzini
Mazzini, un nacionalista revolucionario, creó en Marsella donde estaba refugiaado, la sociedad nacionalista "Joven Italia" (1831). Poco más tarde, en 1834, crearía en Suiza la "Joven Europa"

"Correspondió a Mazzini la misión de espiritualizar al movimiento revolucionario" J. DROZ.

Con la "Joven Italia" Mazzini pretendía, superando las antiguas sociedades secretas, unir a todos los ciudadanos en el elevado ideal de la nacionalidad. Pensaba Mazzini que  Italia estaba llamada a ser una nación y lo debía conseguir con sus propias fuerzas.
"Educación para la rebelión y educación en la rebelión". 

Para la futura Italia unida, la forma de estado ideal sería una República Unitaria de ciudadanos libres e iguales. La República, según Mazzini, era la única forma de gobierno que aseguraba la libertad y la igualdad de los hombres, además Italia carecía de tradición monárquica. Debía ser unitaria porque Italia estaba rodeada de potentes países unitarios, además el federalismo propiciaba el estallido de rivalidades locales.

Bandera de la Joven Italia. Wikipedia
MANIFIESTO FUNDACIONAL DE LA JOVEN ITALIA
1. La Joven Italia es la hermandad de los italianos que creen en una ley del Progreso y Deber: éstos, convencidos de que Italia está llamada a ser una nación, de que puede hacerse con sus propias fuerzas, de que el fracaso de las tentativas pasadas proviene, no de la debilidad, sino de la insignificante capacidad de mando de los elementos revolucionarios, de que el secreto de la fuerza está en la constancia y en la unidad de los esfuerzos, íntimamente asociados en la gran tarea de hacer de nuevo de Italia una Nación Unida, Independiente y soberana de ciudadanos libres e iguales (...).
3. La Joven Italia es republicana y unitaria. Republicana: porque, prácticamente, Italia no posee los elementos de una Monarquía (...); porque la tradición italiana es totalmente republicana; porque estamos obligados (...) a llamar la atención de los pueblos (...) invocando el principio que hoy en día domina en todas las manifestaciones revolucionarias de Europa. La Joven Italia es Unitaria: porque sin Unidad no hay verdaderamente Nación; porque sin Unidad no hay fuerza (...); porque el Federalismo, dando rienda suelta a las rivalidades locales hasta ahora apagadas, retrotraería a Italia a la Edad Media (...). La Joven Italia no es una secta ni un partido, sino una fe y un apostolado. Como precursores de la regeneración italiana, debemos poner la primera piedra de su religión.
4. Los medios de los que pretende servirse la Joven Italia para alcanzar sus objetivos son la Educación y la Insurrección (...).


Esta Sociedad, contrariamente a los propósitos de Mazzini, no caló en las masas, estuvo animada por la burguesía liberal. Poco a poco Mazzini acabó cayendo en lo que él tanto había criticado: recurrió a las sociedades secretas y a las conspiraciones.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...