jueves, 4 de junio de 2020

GUERRA FRÍA. CAMBIOS QUE FAVORECIERON EL PASO A LA COEXISTENCIA PACÍFICA (I): ELECCIÓN DE JRUSCHOV COMO SECRETARIO GENERAL DEL PCUS E INICIO DE LA DESESTALINIZACIÓN


Stalin murió el 5 de marzo de 1953, con su muerte se cerraba una larga etapa en la URSS. En la lucha por la sucesión tomaron ventaja los sectores más renovadores, haciéndose con la Secretaría General del Partido N. Jruschov (tras un breve periódo de Malenkov). El XX Congreso del PCUS (1956) siginificó un giro importante en la historia de la URSS: se apostó por una dirección colegiada y no una dictadura personal, y se abrió la puerta a un proceso de desestalinización tras la denuncia de la política dictatorial de Stalin y sus abusos, así como el "culto a la personalidad". Se retiraron esculturas y retratos de Stalin, se reescribió su biografía,se renombraron calles y plazas, etc. como se muestra en las fotos que siguen. Todo esto sorprendió a muchos soviéticos y comunistas de otros lugares.



En política exterior, se apostó por una nueva orientación, que, superando los fuertes enfrentamientios de la primera fase de la Guerra Fría, se reconocía la posibilidad de una coexistencia pacífica entre los bloques, una especie de apaciguamiento, sin injerencias en los asuntos internos. La URSS parecía contentarse con la consolidación de su statu quo en el mundo y, especialmente, en Europa del Este, dejando atrás su propósito de exportar la revolución.

Una muestra de este cambio de orientación en las relaciones entre las superpotencias  fue el viaje de Jruschev a EE.UU. en 1959.


KRUSCHEV Y LA COEXISTENCIA PACÍFICA. 1959

"He leído en vuestros periódicos que la política de coexistencia pacífica que os proponemos significaría en realidad la creación de un «mundo dividido». Nada más alejado en la exacta comprensión de la idea de la coexistencia pacífica que esta interpretación. En la realidad queremos obtener lo contrario: la coexistencia pacífica y la competencia de las relaciones siempre más amplias entre los pueblos, en el dominio económico y cultural. Al contrario la negación de la coexistencia y de la competencia, significan la ruptura de todas las relaciones entre los países y un relanzamiento de la "guerra fría".

Los que no quieren cerrar los ojos a la realidad deben reconocer que en nuestra época la única vía razonable para el desarrollo de las relaciones internacionales es la solución de los problemas y litigios por la negociación. Nuestro viaje a América, y la próxima visita del presidente Eisenhower a la Unión Soviética permitirán, así queremos esperarlo, proceder a un cambio de sinceras opiniones sobre las cuestiones en litigio y de más fácil comprensión para nosotros.

Vivir en paz, en buena hermandad, o caminar hacia una nueva guerra, tal es la elección ante la cual se encuentran ahora las Unión Soviética y los Estados Unidos, el mundo entero. No hay una tercera a menos que uno de nosotros considere el trasladarse a otro planeta. No creo más en ésta última posibilidad: los soviéticos no se sien ten mal del todo sobre la Tierra y pienso que vosotros no tenéis intención de encargar billetes para la luna. Según lo que conozco, la permanencia allí es bastante incómoda.
(...)
Kruschev en el Economic Club de Nueva York, septiembre de 1959


jueves, 21 de mayo de 2020

PRIMERA FASE DE LA GUERRA FRÍA: LA GUERRA DE INDOCHINA (1946-1954)



La colonia francesa de Indochina fue ocupada por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. Tras la rendición de Japón, el movimiento de resistencia an­ticolonialista, el Viet-minh, de inspiración comunis­ta, dirigido por Ho Chi Minh, ocupó el vacío de poder y, tras rechazar los planes franceses para Indochina, proclamó la República Popular de Vietnam en el norte del país con capital en Hanoi y se aprestó a luchar contra los franceses. El Sur del país, con capital en Saigón, fue ocupado por el ejército británico, que inmediatamente cedió el poder a los franceses co­mo antigua potencia colonial. Desde este momento, Francia intentó restablecer su dominio colonial en toda la península de Indochina. Tras fracasar los intentos de negociación entre Francia y el Viet-Minh, estalló la guerra.


Así pues, en la primera guerra  de Indochina (1946-54) se enfrentaron Francia y los guerrilleros del Viet-minh. Fue una guerra de recuperación colonial, que de­sembocó en un conflicto típico de la guerra fría. Para el bloque occidental, en Indochina había que defender la expansión del comunismo (teoría del dominó).

En un primer momento, el ejército francés pareció dominar la situación, pero Ho Chi Minh se retiró a la jungla y se dedicó a practicar una guerra de guerrillas. Las guerrillas contaban con sustanciales ventajas como el conocimiento de la selva que les servía de protección y el gran apoyo popular.  El ejército francés no conseguía hacerse con la situación, es más, en el verano de 1950 sufrió importantes derrotas. La actitud antifrancesa se extendió también por Laos y Camboya. La situación francesa era cada vez más comprometida. Así que Francia pidió ayuda a los norteamericanos.  Los EE.UU. no quisieron intervenir, especialmente por las reticencias de Gran Bretaña. 



El ejército francés, en situación cada vez más difícil en el norte, decidió atrincherarse en Dien Bien Phu, una posición que fortificó el general Navarre, además la rodeó con una serie de fortines todos ellos con nombres femeninos (ver plano que se adjunta más abajo)

Paralelamente, para buscar una solución al conflicto se convocó una Conferencia en Ginebra a la que acudieron Francia, EE. UU., Gran Bretaña, la URSS y la República Popular China. 

Estaba reuniéndose la Conferencia cuando tuvo lugar la gran derrota del ejército expedicionario francés en Dien Bien Phu  ante las tropas del general Giap. Los franceses, que no calcularon el potencial del Viet-Minh, se estaban quedando encerrados dentro de un perímetro cada vez más reducido.  En mayo de 1954, las tropas de Giap (unos 51.000 efectivos) iniciaron el asalto a Dien Bien Phu. El ataque con gran cantidad de artillería (transportada a veces pieza a pieza, a pie o en bicicleta) sorprendió a los franceses. Francia envió paracaidistas como refuerzo, pero muchos fueron abatidos antes de tomar tierra. Fue de vital importancia que Giap tomara los dos aeropuertos, únicos puntos de abastecimiento de los franceses. Las bajas francesas fueron enormes: murieron 2293 personas y fueron hechos prisioneros 11.800 franceses. Las fuerzas del Vietminh tuvieron 7.900 muertos.


Columna de prisioneros franceses tras la caída de Dien Bien Phu, conducidos a campos de concentración. LA VANGUARDIA


Los acuerdos de Ginebra de julio de 1954 decidieron dividir el territorio en tres Estados independientes: Vietnam, Laos y Camboya. Vietnam, a su vez, quedó dividió en dos por el paralelo 17 (otra frontera característica de la Guerra Fría):
  • En el Norte se estableció un estado comunista dirigido por Ho Chi Minh, un régimen de partido único. 
  • En el Sur se estableció un estado anticomunista bajo la dictadura despótica, brutal y corrupta de Ngo Dinh Diem que dependía totalmente de la ayuda norteamericana. No atendía a las necesidades reales del país, por ejemplo a la urgencia de una reforma de la propiedad de la tierra. Comenzaron a operar los guerrilleros comunistas del Vietcong (en 1961 eran unos doce mil) que llegaron a controlar amplias zonas rurales. Kennedy desaprobaba las actuaciones del régimen de Diem, así que propició su destitución. La verdad es que sus sucesores no fueron mejores. Vietnam del Sur no podía sostenerse sin una fuerte ayuda de los EE.UU.

lunes, 18 de mayo de 2020

LA GUERRA DE COREA (1950-1953)


Tras la derrota de Japón en la II Guerra Mundial y su obligada retirada de Asia continental, la Península de Corea fue dividida en dos por el paralelo 38: Corea del Norte (que se reindió a los soviéticos) y Corea del Sur (que se rindió a los norteamericanos). En el Norte, la URSS entregó el poder al Partido Comunista que proclamó la República Popular, presidida por Kim Il Sung y sin grupos de oposición. En el Sur, el viejo líder Syngman Rhee ganó las elecciones del 10 de mayo de 1948 tras las que estableció un régimen presidencialista poco democrático con capital en Seúl. Tras los fracasos de los intentos de unificación se consolidó una de las fronteras de la Guerra Fría.

La Guerra de Corea pasó por tres fases.


  • Primera fase.
La victoria comunista en China  (1949) animó a Corea del Norte  a invadir Corea del Sur con el propósito de unificar el país. El 25 de junio de 1950, con el apoyo soviético, las tropas de Corea del Norte cruzaban el paralelo 38 y en menos de tres meses controlaban la mayor parte del territorio coreano. El gobierno surcoreano no había tomado lo suficientemente en serio los informes que le llegaban sobre una posible invasión. Cayó Seúl (28 de junio) y Corea del Sur únicamente controlaba una pequeña zona en torno a Pusan.

  • Segunda fase.
Edit. Vicens Vives

El Consejo de Seguridad de la ONU, con ausencia de la URSS que estaba boicoteando este organismo, condenó la acción y ordenó a los norcoreanos que volvieran al paralelo 38. Esta decisión  amparó la intervención de Estados Unidos al mando de un conglomerado de tropas de la ONU con mayoría estadounidense. El presidente Truman no quería permitir  que se diera la denominada “teoría del dominó”, es decir que, tras la caída de Corea, lo hicieran uno tras otro los países de la zona, incluido Japón.  El general norteamericano Mac Arthur fue nombrado comendante en jefe de estas tropas. Mac Arthur protagonizó un espectacular desembarco en Inchon, una empresa que causó una gran sorpresa por las dificultades que entrañaba hacerlo en este lugar. Rápidamente recuperó Seul y comenzó un avance hacia el norte. Entonces, se planteó una cuestión: ¿debía sobrepasar el paralelo 38? Los británicos pensaban que no, sin embargo se impuso el punto de vista de Mac Arthur (su exceso de confianza le hizo asegurar a Truman que no había peligro de intervención china) y de Corea del Sur, así que las tropas norteamericanas (de la ONU) avanzaron hasta la frontera del río Yalú en la frontera con China.

  • Tercera fase
Edit. Vicens Vives

En noviembre de 1950, China con el apoyo ruso, decidió intervenir. Lin Biao lanzó una gran ofensiva el 26 de noviembre, sus tropas avanzaron hasta tomar Seúl. La estrategia de Mac Arthur se había desmoronado. En estas circunstancias, MacArthur propuso el bombardeo atómico de China. El presidente Truman, ante la posible reacción de la URSS a un bombardeo atómico y a la extensión de la guerra de mutua destrucción, rechazó esta petición.  Mac Arthur no dudó en criticar abiertamente a Truman por lo que fue relevado a pesar de su consideración de “héroe nacional” por sus actuaciones en el Pacífico durante la Guerra Mundial.

Tras la destitución de Mac Arthur, las tropas de la ONU recuperaron territorio hasta estancarse en una línea cercana al paralelo 38. De nuevo en el punto de partida. Cada vez quedaba más claro que la situación debía solventarse mediante la negociación. Se acordó un alto el fuego en noviembre de 1951. Las negociaciones de paz fueron largas y estuvieron estancadas durante dos años debido a las exigencias chinas (entrar en el Consejo de Seguridad de la ONU) y a la cuestión de los prisioneros (muchos chinos y norcoreanos no querían ser repatriados). La elección de Eisenhower, que amenazó con utilizar armas nucleares, y el cambio en la URSS que manifestó su intención de reducir tensiones presionaron al gobierno de la República Popular China para que aceptase la paz que se firmó en 1953.






Masacre en Corea de Pablo Picasso


La paz y sus consecuencias
  • La Paz de Panmunjon (1953) consagró la división de Corea en dos Estados por el paralelo 38. Había muerto para nada más de millón y medio de personas: 94.000 de las fuerzas de la ONU, más de medio millón coreanos del sur (civiles y militares casi a partes iguales), otro medio millón de norcoreanos y un número elevado de chinos aunque las cifras oficiales de éstos no se han sabido.
  • Esta guerra aceleró la carrera de armamentos.
  • Revalorizó el papel estratégico de Japón.
  • La Guerra de Corea fue un típico conflicto localizado y controlado de la Guerra Fría cuyo origen fue uno de los problemas mal resueltos después de la Guerra Mundial. A pesar de su dureza, no dio el salto hacia un conflicto generalizado porque ninguna de las potencias tenía voluntad de que así fuera, no pretendían llegar a la posibilidad de una mutua destrucción.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...