domingo, 8 de julio de 2018

PASOS HACIALA II GUERRA MUNDIAL (IX): EL PACTO GERMANO-SOVIÉTICO

Francia e Inglaterra entablaron negociaciones para llegar a un acuerdo con la URSS, sin embargo, Stalin, agraviado en Munich, iniciaba el camino hacia su “viraje político”. Stalín temía ver a las democracias occidentales un nuevo Munich a expensas de Polonia. Los rusos, en abril de 1939, propusieron a Francia y Gran Bretaña una alianza múltiple que se extendiera a toda Europa Oriental a lo que se negaron los ingleses que no querían extender sus compromisos con Polonia, Rumanía y Grecia a todos los Países Bálticos y a Finlandia. Franceses y británicos dudan de la eficacia de las tropas rusas en caso de un ataque alemán a Polonia.  Jdanov, en un artículo en Pravda denunció que franceses y británicos no querían un pacto en pie de igualdad con la URSS. Por otra parte, la URSS no se quería comprometer a intervenir en caso de un ataque alemán a Europa Occidental. Este fracaso preparó el camino al pacto germano-soviético, ya que Stalin comprendió que las potencias occidentales preferían la destrucción de la URSS antes que enfrentarse a Hitler.

Stalin inició el camino del acercamiento a Hitler, destituyó a su ministro de exteriores, Livitnov, por ser poco proclive a esta línea política de acercamiento a Alemania  y por su origen judío. Fue sustituido por Molotov un veterano bolchevique, fiel a Stalin.
El ambiente pre-bélico crecía. En este contexto, las potencias occidentales iniciaron un nuevo acercamiento a la URSS. Aceptaron incluir a los Países Báltico en los “Países Garantizados”, pero a cambio exigieron que la URSS se comprometiera a una intervención en caso de un ataque alemán a Bélgica, Holanda o Luxemburgo. Molotov se opuso aduciendo que estos tres países no tenían relaciones con la URSS. En julio de 1939, Francia y Gran Bretaña enviaron una nueva misión a la URSS. A Stalin no le gustó que enviaran unos delegado “de rango menor”. Stalin exigía garantías de poder entrar en Polonia para luchar contra los alemanes a lo que se negaron los polacos. No se avanzó nada en el acercamiento.



El 19 de agosto Alemania y la URSS foirmaron un acuerdo comercial ventajoso para Moscú.  La URSS decidió pactar con Alemania en un ambiente de falta de escrúpulos y de grandes ambiciones territoriales. Algunos historiadores sostienen que primó el intento de evitar o, al menos retrasar, un ataque alemán a la URSS. Por su parte, Hitler inició el acercamiento a la URSS, con muchas precauciones, desde la primavera del 39.

El 23.08.1939 el mundo conoció con estupor el Pacto de No Agresión Germano-Soviético, firmado para diez años. Alemania daba por finalizada su beligerancia del Pacto Anti-Komintern. 





Se añadió unos protocolos adicionales secretos en los que se contemplaba un reparto de zonas de influencia:
  • Reparto de Polonia entre ambos países
  • La URSS recobraría influencia en los Estados Bálticos y Finlandia. Además, recuperaría Besarabia (Rumana desde 1918). 
  • La URSS se comprometía a no intervenir en una Guerra entre Alemania y Polonia o entre Alemania y las democracias occidentales.

PACTO GERMANO-SOVIÉTICO
"El Gobierno del Reich alemán y de la URSS deseosos de fortalecer la causa de la paz (...) han alcanzado el siguiente acuerdo
Artículo 1. Las Altas Partes Contratantes se obligan a desistir de cualquier acto de violencia, acción agresiva o ataque entre sí, bien individualmente o junto a otras potencias.
Artículo 2. En el caso de que una de las Altas Partes Contratantes sea objeto de una acción de guerra por parte de un tercer país, la otra Parte no apoyará de ninguna manera a ese tercer país.
Artículo 3. Ambos gobiernos mantendrán en un futuro un contacto continuo para consultarse e intercambiar información respecto a los problemas que afectan a sus intereses comunes.
Artículo 4. Ninguno de los dos países participará en ninguna alianza de potencias directa o indirectamente organizada contra la otra parte.
Artículo 5. En el caso de que algún conflicto surgiera entre ambos países (...) ambas partes lo resolverán mediante el intercambio amigable de opiniones o, si fuera necesario, mediante el establecimiento de comisiones arbitrales.
Artículo 6. El presente tratado tendrá una vigencia de 10 años (...)"
Von Ribbentrop, Molotov. Moscú, 23 de Agosto de 1939

PROTOCOLOS ADICIONALES SECRETOS AL PACTO GERMANO-SOVIÉTICO
"Al firmar el Pacto de No Agresión (...) las dos partes debatieron en conversaciones estrictamente confidenciales la cuestión de la frontera de sus respectivas zonas de influencia en la Europa Oriental. Estas conversaciones llevaron a las siguientes conclusiones:
1. En el caso de una reorganización política y territorial en las áreas pertenecientes a los Estados Bálticos (Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania), la frontera norte de Lituania representará la frontera entre las zonas de influencia de Alemania y la U.R.S.S. (...)
2. (...) en las áreas pertenecientes al estado polaco, las zonas de influencia de Alemania y la U.R.S.S. estarán separadas aproximadamente por la línea de los ríos Narew, Vístula y San.
Moscú, 23 de Agosto de 1939

Este pacto significó un duro revés para los partidos europeos de izquierda y para el movimiento obrero, ya que comunistas y socialistas europeos no ha-bían cesado de llamar a la lucha contra el III Reich. A pesar de todas las presiones del Komintern, los partidos comunistas de Francia e Inglaterra (además del Alemán) no dejaron de considerar el Régimen Nazi como enemigo. Esta postura de la URSS y del Komintern hizo que muchos partidos comunistas se alejaran de Moscú, por ejemplo el Partido Comunista Yugoslavo. Muchos militantes y simpatizantes nazis también quedaron desconcertados por el acuerdo.


Molotov, en un discurso el 31.10.39, cinicamente,  justificó el pacto, vino a decir que la guerra era entre imperialismos iguales y presentó el Pacto como un modo de asegurar la coexistencia pacífica en caso de guerra europea.
Este acuerdo fue muy ventajoso para Alemania ya que evitaba el acercamiento a la URSS al bloque Franco-Británico.

jueves, 5 de julio de 2018

RESEÑA DE "TODOS LOS CAMINOS LLEVAN A LOS POLOS" DE ANA ALEMANY

ALEMANY, A.: “Todos los caminos llevan a los polos. 20 historias de mujeres en las regiones frías”. Ediciones Casiopea. Madrid, 2018.

Todos los caminos llevan a los polos” es el relato de sorprendentes historias biográficas de una serie de mujeres que tienen en común su pasión por las regiones heladas del Planeta, el Ártico y la Antártida, es decir, el entorno de ambos Polos y los Polos mismos. Unas zonas alejadas de la presión del ser humano, pero que sienten los efectos de sus acciones en otras partes del Planeta. Son historias de mujeres que buscaron realizar su sueño de adentrarse en estas regiones y llegar a unos lugares que parecían reservados a los hombres o que dedicaron un tiempo de su vida a investigar en estas heladas latitudes cuestiones medioambientales que afectan a toda la Tierra. Mujeres que, dejando su mundo y sus seres queridos, no dudaron en enfrentarse a múltiples incomodidades, al frío extremo y sus peligros (congelaciones), al cansancio, a la soledad y el silencio, a situaciones peligrosas, etc., demostrando una forma física envidiable para vivir situaciones límite y una gran fortaleza para controlar sus capacidades mentales y emocionales.  Son todas las que están en el libro, pero, evidentemente, no están todas las que son, Ana Alemany ha tenido que hacer una selección.


Un libro ameno, cuidadosamente editado, con unas impresionantes fotografías, que nos traslada a unos espectaculares paisajes habitados por una rica y singular fauna. Además de entretener, ojalá sirva para concienciarnos de la necesidad de luchar para frenar comportamientos que ponen en riesgo el fututo de los Polos, como escribe Pilar Marcos en el prólogo “El camino a los polos comienza en todas las naciones que podemos y debemos hacer algo para frenar estos cambios y que sigan siendo el frigorífico que regula el clima mundial”.


En el primer capítulo, “Abriendo camino”, el lector se encuentra con la historia de dos intrépidas mujeres, apasionadas por el Ártico, que nos dejaron testimonio gráfico y escrito de sus aventuras y vivencias. La primera Josephine Peary, esposa de Robert Peary que presumiblemente fue el primero en llegar al Polo Norte en 1909 (algo controvertido tanto en cuanto a si realmente llegó como a los métodos empleados). Josephine fue la primera mujer que participó en una expedición ártica (Groenlandia, 1891), después retornó al Ártico en varias ocasiones, en una de ellas partió en avanzado estado de gestación y dio a luz en un campamento situado a 77º 44´ N, la primera niña no esquimal nacida en Groenlandia. La otra Louise Arner Boyd, una rica heredera que participó en varias expediciones científicas en las costas de Groenlandia (estudio de glaciares, fiordos, especies botánicas…) y también en la búsqueda de del explorador noruego Amundsen en 1928. Tomó muchas fotografías y filmó muchos metros de película, hoy documentos excepcionales. Sus conocimientos sobre Groenlandia fueron muy valorados durante la II Guerra Mundial. En 1955 cruzó en avión privado el Polo Norte, fue la primera mujer en hacerlo.


Al servicio de los demás” es el título del segundo capítulo en el que se narran la historia de unas mujeres que participaron en labores científicas en la Antártida. María Campos que fue oficial del BIO Sarmiento de Gamboa llegando  a ser su capitana en 2016. Dirigió una navegación difícil, entre icebergs y rocas, para dar apoyo a las bases españolas en la Antártida. Laura Vidal participó en expediciones en la Antártida a bordo del buque Hespérides. Jerri Nielsen cuyas ajetreada vida en la Antártida inspiró una película y un capítulo de la serie House. Esta doctora, que solicitó un puesto como responsable de la salud del personal de la Base Americana en la Antártida, se autodiagnosticó un cáncer de mama estando en la base. Ante la imposible evacuación inmediata tuvo, con ayuda de sus compañeros, que administrarse quimioterapia “al estilo polar”. Uxua López y Ana Payo, dos jóvenes científicas investigadoras elegidas para participar en el Homeward Bound Project que pretende crear en diez años una red de 1.000 mujeres para que tomen liderazgo y tengan capacidad de decisión en la lucha contra el cambio climático.


La llamada de la aventura”, capítulo tres, presenta la historia de tres mujeres que no se asustaronn ante los retos arriesgados y difíciles. Dominick Arduin que sentía una pasión obsesiva por conquistar el Polo. En su segundo intento por conquistar el Polo Norte geográfico acabó perdida en algún punto del Ártico. Chus Lago, alpinista y exploradora que, en diciembre de 2009, fue la primera mujer de  nacionalidad española en llegar al Polo Sur en solitario tirando de un pesado pulka en un contexto de frío extremo. Eloisia Wild e Irene Lobo que participaron en la Ice Run, una  difícil carrera de 2000 Kms. por Siberia en una moto rusa con sidecar. Lo hicieron sin GPS, mapas, puntos de reagrupamiento establecidos, reabastecimientos, sin 4x4 de apoyo… (hoy las condiciones son bastante menos duras).


En el siguiente capítulo, “Vocación científica” Ana Alemany recoge las historias de una serie de mujeres que han realizado una enorme labor científica en las regiones polares, mayoritariamente en la Antártida. Pepita Castelví a la que probablemente debamos que España tenga una base en la Antártida (Juan Carlos I), condición para su ingreso en el Tratado Ártico Antártico. Al ser nombrada directora de esta Base se convirtió en la primera mujer  directora de una base en la Antártida. Cuatro biólogas españolas (Ana Ramos, Carmen Piñeiro, María Giráldez y Milagros Millán) participantes en la Campaña “Antártida-8611” para estudiar los fenómenos físico-químicos, la biología y la tectónica de la zona (también tenía objetivos económicos relacionados con la actividad pesquera). Henar Roldán estudiosa de los pingüinos. Cayetana Recio varios años investigando en la base Gabriel de Castilla en la isla Decepción. Vanessa Jiménez y Belén Rosado cuya labor, por separado, ha sido escuchar y observar la actividad del volcán de la Isla Decepción y computar los datos obtenidos. Mar Fernández estudiosa del papel de las algas del Ártico en la fijación de carbono. La bióloga Josabel Belliure que, en la base Gabriel de Castilla de la Isla Decepción, estudia el pingüino barbijo, animal del que se confiesa enamorada.


El último capítulo, “Una vida diferente”, se ocupa de mujeres como Macarena Villareal y Sara Ulloa que pasaron dos años con sus familias en Villa las Estrellas, un poblado chileno, único asentamiento civil en la Antártida. Bárbara Hillary que, tras una vida dedicada a ayudar al prójimo, sintió la llamada de los Polos, pisó el Polo Norte en abril de 2007 con 76 años (a pesar de tener reducida su capacidad pulmonar a causa de un cáncer que había padecido) y en enero de 2011 hizo lo mismo en el Polo Sur (la primera afroamericana en hacerlo). María del Carmen Domínguez que ha dedicado muchos días de su vida al estudio del comportamiento de los glaciares y del efecto del calentamiento global en los mismos. Hha colaborado en la creación de GLACKMA (Glaciares, Criokarst y Medio Ambiente) para estudiar los efectos del calentamiento global en los glaciares con estaciones en la Patagonia, la Antártida, el Ártico, Islandia y al norte de los Urales.


Ficha e índice del libro en la Web de la Editorial:



martes, 19 de junio de 2018

PASOS HACIA LA II GUERRA MUNDIAL (VIII): ITALIA CONQUISTA ALBANIA

Edit. Vicens Vives

Tras la resolución del asunto checoslovaco a entera satisfación de Hitler, Mussolini planteó una política de compensación, con reivindicaciones territoriales a costa de Francia (Túnez, Córcega, Djibuti, Niza y Saboya). Al oponerse Hitler a estas peticiones, Mussolini orientó sus apetencias imperialistas hacia Albania, país que había alcanzado su independencia en 1912 en el proceso de descomòsición del Imperio Otomano. El dominio del territorio albanés permitía controlar el canal de Otranto y era una cabeza de puente para un hipotético ataque a los Balcanes. 

El Ministro de Asuntos Exteriores italiano, Galeazzo Ciano, envió el 6 de Abril un inaceptable ultimátum al Rey Zog I para que no se opusiesea la plena disponibilidad del territorio albanés por italia. Como no hubo respuesta por parte del monarca, al día siguiente, el 7 de Abril de 1939, Italia declaró la guerra a Albania. El enfrentamiento era sumamente desigual en cuanto a las fuerzas, así que Albania fue ocupada tras pocas horas de lucha.

Tropas italianas ocupando Durazzo (Albania).
http://www.eurasia1945.com/acontecimientos/causas-1918-1939/anexion-de-albania/



El Reino de Albania fue anexionado oficialmente a Italia el 16 de Abril de 1939, el Rey Víctor Manuel III añadió a sus títulos (Rey de Italia y Emperador de Etiopia) el de Rey de Albania. El gobierno de Albania pasó a estar dirigido por el Partido Fascista Albanés y el Primer Ministro Xha-fer Ypi.

La anexión de Albania, sin que las potencias democráticas hicieran nada, fue un paso más hacia la Guerra


lunes, 18 de junio de 2018

PASOS HACIA LA II GUERRA MUNDIAL (VII): CRISIS DE LOS SUDETES, CONFERENCIA DE MUNICH, DESMEMBRACIÓN DE CHECOSLOVAQUIA

Checoslovaquia era un estado nuevo, un tanto artificial, que surgió de la descomposición del Imperio Austro-Húngaro en los tratados que pusieron fin a la I Guerra Mundial. Un país poco cohesionado compuesto por cuatro grandes territorios (Bohemia, Moravia, Eslovaquia y Ruteria) y habitado por una gran diversidad de grupos diferentes social y étnicamente (6.000.000 checos, 3.000.000 eslovacos, 3.350.000 alemanes concentrados en la zona de los Sudetes, 750.000 magiares, 500.000 rutenos y 90.000 polacos. Son cifras aproximadas, pueden variar dependiendo de los autores).

Fuente Wikipedia
Tras la anexión de Austria por Alemania, la situación de Checoslovaquia era muy comprometida al estar en el punto de mira de Hitler. En el país existía un movimiento pan-germánico que se convirtió en un movimiento pro-nazi dirigido por Konrad Helein. Hitler se reunió con Helein (marzo, 1938) para pedirle que presentase exigencias a su gobierno más allá de lo que pudiese aceptar, así lo hizo Helein en abril de 1938 que planteó unas peticiones al presidente Benes: autonomía para las zonas de habla alemana, compensaciones a la minoría alemana por lo que habría sufrido desde 1918 y total libertad para que en los Sudetes se pudiera tener la nacionalidad alemana. 

Los Sudetes eran una zona industrial y fortificada que, históricamente nunca había estado unida al Imperio alemán. En Alemania comienza una campaña para la anexión de la zona. En la semana del 20 de mayo de 1938, Checoslovaquia movilizó su ejército sosteniendo que Alemania estaba reuniendo tanques en su frontera. Las declaraciones de Francia, la URSS y Gran Bretaña detuvieron momentáneamente a Hitler. La tensión volvió a aparecer en septiembre, tras un discurso de Hitler el día 12 en Nurembarg. El Gobierno de Praga decretó la Ley Marcial. Francia aceptó la mediación inglesa en esta cuestión, Checoslovaquia también tuvo que aceptarla. La URSS quería ser intransigente con Alemania, pero las potencias occidentales confiaban poco en la fuerza militar rusa, además su situación no era la más idónea para defender Checoslovaquia. Polonia, por su parte, no se mostró partidaria de dejar pasar por su territorio las tropas rusas que fueran a defender a Checoslovaquia.

Se iniciaron negociaciones sobre el tema. Chamberlain acudió a Alemania (15 de septiembre) buscando un arreglo pacífico, allí Hitler le comunicó que la incorporación de los Sudetes era la única salida honorable para el Reich. La URSS recelaba de este encuentro pues creía que Inglaterra alimentaria los deseos alemanes sobre la URSS para así evitar la amenaza germana sobre el continente europeo. Chamberlain convenció al francés Daladier para tener una reunión en la que discutir la cuestión de los Sudetes. Ambas potencias convencieron a Benes para que aceptara. En una nueva reunión (22-23 de septiembre), Hitler anunció al premier inglés que no estaba dispuesto a negociar y le dio un plazo de tres días para que le entregaran los Sudetes.


HITLER Y LA CUESTIÓN DE LOS SUDETES
"Henos aquí ahora en presencia del último problema de debe ser y será resuelto (aplausos prologados en la sala). Es la última reivindicación territorial que tengo que formular en Europa, pero es una reivindicación a la que no renuncio".
(...) "Durante veinte años, los alemanes de Checoslovaquia y el pueblo alemán del Reich han tenido que contemplar este espectáculo. Más bien, han sido forzados a permanecer como espectadores: no es que el pueblo alemán haya aceptado esta si-tuación, es que sin armas, no podía ayudarles contra los que les martirizaban.
¡Y el mundo de las democracias se indigna! Hemos aprendido en estos años a despreciar a las democracias mundiales. En toda Europa, sólo hemos encontrado un único Estado que fuera una gran potencia europea y, a la cabeza de ese Estado, un sólo hombre que ha sido comprensivo con los sufrimientos de nuestro pueblo: ¡mi gran amigo Benito Mussolini! (La gente grita: ¡Heil Duce!)
Benes está en Praga, y está convencido que no le puede ocurrir nada porque tiene detrás de él a Francia e Inglaterra (hilaridad prolongada). Conciudadanos, creo que ha llegado el momento de hablar claro. No se puede negar el título de pacífico a los que han aguantado una vergüenza tal durante veinte años. Benes tiene un pueblo de siete millones de individuos tras él, y aquí hay un pueblo de setenta y cinco millones de hombres". (Aplausos entusiastas)
(...) "Le he asegurado, lo que vuelvo a decir aquí, que una vez que esté este problema resuelto no habrá más problemas territoriales en Europa... Yo declaro al pueblo alemán: en lo que concierne a la cuestión de los Sudetes, mi paciencia está al límite. Benes tiene en su mano la paz o la guerra. O bien acepta este ofrecimiento y da finalmente la libertad a los alemanes, o bien nosotros iremos a bucar esa libertad. Que el monde se de por enterado". Extractos de un discurso de Hitler pronunciado en el Palacio de los Deportes de Berlin, 26.9.1938.

 
La guerra parecía inminente, los ingleses preparan su flota y los franceses completan la línea Maginot. La URSS animó a Benes a resitir prometiendole ayuda militar y, paralelamente  comenzó a presionar en la SDN para actuase para mantener la integridad de Checoslovaquia. Cuando todos esperaban la guerra de un momento a otro, Mussolini (recogiendo una idea de Chamberlain) propuso una conferencia para tratar sobre el tema. Esta idea fue aceptada por Hitler. Se iba a celebrar en Munich.

COMENTARIOS DE CHAMBERLAIN ANTES DE LA CONFERENCIA DE MUNICH
"Es horrible, increíble y fantástico que tengamos que cavar trincheras y preparar las cámaras antigás a causa de una disputa en un país lejano entre pueblos de los que no conocemos nada (...) No titubearía en hacer una tercera visita a Alemania si creyese que ello podía rendir algún bien (...) Soy pacífico hasta lo más hondo de mi alma. Es una pesadilla para mí pensar en un con-flicto armado entre las naciones; más si yo creyese que una nación había resuelto dominar el mundo por el terror y la fuerza, opinaría que había que resistir. Bajo tal dominio, la existencia no merecería la pena vivirla para gentes que creen en la libertad. Pero la guerra es terrible, y antes de entrar en ella necesitamos cerciorarnos de que lo hacemos porque se juega alguna cosa muy grande. Alocución radiada de Chamberlain el 27 de septiembre de 1938.


Participantes en la Conferencia de Munich
La Conferencia de Munich se reunió el 29 de septiembre de 1938. Acudieron Hitler, Mussolini, Daladier y Chambelain. En esta reunión se dio luz verde a Hitler para la ocupación de los Sudetes (unos 16.000 Km cuadrados) comprometiéndose a respetar la soberanía de la Checoslovaquia recortada territorialmente. Los funcionarios checos y muchas familias que ocupaban esta región tuvieron que abandonarla. Francia y Gran Bretaña cedieron para conservar la paz.

EL PACTO DE MUNICH
"Alemania, el Reino Unido de la Gran Bretaña, Francia e Italia han acordado, por lo que respecta la cesión del territorio de los Sudetes:
1. La evacuación deberá empezar el 1 de octubre.
2. El Reino Unido de la Gran Bretaña, Francia e Italia convienen en que la evacuación habrá de ser completada para el 10 de octubre, sin que se haya efectuado el desmantelamiento o destrucción de cualquier clase de instalaciones.
3. Los pormenores relativos a la evacuación serán fijados por una comisión interna-cional (…).
4. La ocupación escalonada comenzará en los días 1 y 2 de octubre.
5. La comisión internacional a la que se hace referencia en el párrafo número 3 visitará los territorios en los calles se deberá efectuar un plebiscito. Dichos territorios serán ocupados por tropas neutrales hasta la terminación de dicho plebiscito (…).
6. La comisión internacional fijará inmediatamente la línea fronteriza entre los territorios anexionados y la potencia que toma posesión de ellos (…).
7. El Gobierno checo, en un plazo de cuatro semanas, licenciará de sus unidades militares y policíacas a todos los Sudetes alemanes que deseen separarse de las mismas (…)."
Hitler, Chamberlain, Daladier y Mussolini. Munich, 29 de Septiembre de 1938

 

En la Conferencia no estuvieron presentes los checos, tampoco  la URSS. Stalin sacó la conclusión de que la URSS no contaba en el juego de las potencias y siguió temiendo que su país fuera una próxima moneda de cambio como lo había sido Checoslovaquia en Munich.

Chamberlain a su llegada a Londres
Chamberlain regresó triunfalmente a Londres, presentó el documento del acuerdo con la firma de Hitler como garantía de paz (“Es la paz para nuestra época”). ¿Pensaba realmente que era la última oportunidad para la paz? 

"El acuerdo sobre el problema checoslovaco, que acaba de ser conseguido es, desde mi punto de vista, únicamente el preludio de un acuerdo más amplio en el que toda Europa podrá encontrar la paz. Esta mañana he tenido otra charla con el canciller alemán, el señor Hitler, y aquí está el documento, que porta su hombre y el mío. Algunos de ustedes, quizás, ya han oído qué contiene, pero me gustaría leérselo: ‘Consideramos el acuerdo firmado anoche y el acuerdo naval anglo-germánico como un símbolo del deseo de nuestros pueblos de no volver a entrar en guerra entre ellos". Palabras de Chamberlain nada más aterrizar en el aeropuerto (30 de septiembre de 1938)

Daladier, cuando regresó a París, fue recibido con entusiasmo, él pensaba que lo sería a pedradas.  

Churchill calificó la Conferencia de desastre y de preludios de Guerra y pronunció una frase profética: "os han dado a elegir entre la indignidad y la guerra. Habéis elegido la indignidad y ahora tendréis la guerra".

 
DOS VISIONES DE LA CONFERENCIA DE MUNICH
"En Francia, no hay un hombre ni una mujer que niegue a N. Chamberlain y a E. Daladier su justo tributo de gratitud. La guerra ha sido descartada. El fantasma se aleja. Se puede recuperar el trabajo y recobrar el sueño. Se puede gozar de la belleza del sol de otoño". Leon Blum: Le Populaire, 1 de octubre de 1938

"Estamos frente a una catástrofe de primera magnitud, que acaba de sorprender a Gran Bretaña y a Francia. No cerremos los ojos ante este espectáculo. Ahora debemos hacernos a la idea de que todos los países de Europa Central y Oriental se arreglarán con Alemania lo mejor que puedan. Se ha arruinado el sistema de alianzas de Europa Central sobre el que Francia fundaba su seguridad." Discurso de Churchill tras el acuerdo de Munich.


Estos dos periódicos del 30 de septiembre son un ejemplo de las dos posturas frente a la Conferencia

Praga: una mujer llorando hace el saludo 
nazi al paso de las tropas alemanas

Churchill tenía razón. El presidente checo Hacha fue llamado a Berlín, en una tensa reunión, Hitler le exigió la libre entrada de tropas alemanas en el país con la amenaza de bombardera Praga. Hacha, que sufrió un ataque de corazón durante la entrevista, accedió para evitar una masacre El 15 de marzo de 1939, las tropas alemanas ocuparon Praga. Acto seguido, Hitler desmembró Checoslovaquia: estableció un protectorado en Bohemia y Moravia y, para contentar al  nacionalismo eslovaco, declaró a Eslovaquia independiente bajo un régimen pro-nazi. Checoslovaquia fue desmembrada en más partes: Polonia ocupó Teschen y  Hungría ocupó la zona sur de Eslovaquia y luego Rutenia.

 

Fuente: Historia dels. XX de Hª 16. Tomo 14


Hitler no se contentó con esto: se anexionó Memel (marzo, 1939) y anunció sus exigencias sobre Danzig y el pasillo polaco.

Editorial Santillana

Ante tanta exigencia y violaciones de los acuerdos, Gran Bretaña anunció que estaba dispuesta a ir a la Guerra ante la próxima agresión. Chamberlain declaró que la política de apaciguamiento había pasado, en un discurso el 17 de marzo reconoció haber sido engañado sistemáticamente por Hitler.



lunes, 11 de junio de 2018

PASOS HACIA LA II GUERRA MUNDIAL (VI): ALEMANIA SE ANEXIONA AUSTRIA (ANSCHLUSS), 1938

A pesar de su fracaso en el intento de anexión de Austria (al que he dedicado otra entrada), Hitler no dejó de planear la aexión de este país. El 12 de febrero de 1938, Hitler convocó al canciller austriaco Von Schuschnigg a su cuartel general de Berchtesgaden, allí, tras amedrentarle, exigió que firmase una serie de compromisos entre ellos ela poyo  austriaco a la política exterior alemanay el nombramiento de Seyss-Inquart, jefe del nazismo austriaco.

Seyss-Inquart

A su vuelta a Viena, el 9.03.1938, Von Schuschnigg anunció la convocatoria de un plebiscito para que la población se pronunciase sobre la independencia austriaca (una Austria libre, independiente, social y cristiana). Seyss-Inquart le trasmitió el deseo de Hitler, en realidad una orden, de que se suspendiera dicho plebiscito. El ejército alemán ocupó algunos puntos de Austria dos días antes de la fecha fijada para el plebiscito. La consulta popular se tuvo que suspender.

Ante las presiones de Hitler, Seyss-Inquart fue nombrado Canciller. Desde su nuevo cargo, llamó a las tropas alemanas para que ocuparan el País. El día 12 de marzo de 1938, ocuparon toda Austria sin encontrar resistencia. Al día siguiente se anunció el Anschluss.


"He cumplido con la mayor misión de mi vida. Como Führer y Canciller de la nación alemana, doy parte a la Historia de que mi patria se incorpora ahora al Reich Alemán". Discurso de Hitler en Viena, el día 14.




Hitler entra en su pueblo natal: Braunau am Inn (14.03.38), un momento muy especial paraél. 
Fue acogido con gran entusiasmo
Jóvenes austriacas saludan en Viena a los soldados alemanes


Las potencias no reaccionaron ante este nuevo golpe de Hitler. Gran Bretaña anunció que la resistencia expondría a Austria a unos peligros de los que no podría liberarla el ejército inglés. La pasividad francesa, en medio de una profunda crisis interna, se ha explicado por falta de fuerza militar, aunque el francés Briand llegó a declarar que el Anschluss era la guerra. Italia guardó silencio, lo que ocasionó la rotura de la amistad entre Italia y Francia. Checoslovaquia y Polonia permanecieron indiferentes. Hitler había movido bien los hilos diplomáticos, había firmado un tratado de amistad con Rumania, el protocolo de la constitución del Eje Roma-Berlín, el Pacto Anti-Komintern (al que se unieron Italia, Hungría, Manchukuo, España) y había obtenido seguridades de que Mussolini no se opondría al Anschluss. El día 2 de abril, las potencias occidentales aceptaron el hecho consumado.





El anuncio del Anschluss fue recibido enAlemania con gran júbilo, era el inicio de la Gran Alemania y, la apertura del imperialismo alemán a los Balcanes. La popularidad de Hitler estaba en cotas muy altas.

Para legitimar esta acción, Hitler convocó un referéndum en abril de 1938. El resultado fue mayoritariamente favorable a la unión con Alemania (más del 99% de los votos). La papeleta (en la imagen) habla por si sola de la manipulación de la consulta

viernes, 8 de junio de 2018

RESEÑA DE "BREVE HISTORIA DE LA GENERACIÓN DEL 27"


DÍAZ PARDO, F.: “Breve historia de la Generación del 27”. Editorial Nowtilus. Madrid, 1918.



¿Generación del 27, Grupo del 27, Generación de la República, Grupo poético dentro de una generación…? De todas estas etiquetas la que más ha triunfado ha sido la acuñada por Dámaso Alonso en 1948: Generación del 27. La asistencia de varios de los miembros de esta “generación” a un acto organizado por el Ateneo de Sevilla en diciembre de 1927 para conmemorar el tercer centenario de la muerte de Góngora justifica lo del 27. El compartir una serie de circunstancias, rasgos e ideas permiten agruparlos: nacen en un período de tiempo breve (de 1891 que nace Pedro Salinas a 1905 en que lo hace Manuel Altolaguirre), similar procedencia social (hijos de familias acomodadas), formación académica parecida, ejercicio de la profesión docente, vinculación entre ellos bastante estrecha (en varios casos a través de la Residencia de Estudiantes), inquietudes intelectuales, sociales y políticas coincidentes en casi todos, colaboración en las mismas revistas (el autor hace un listado bastante completo de ellas), tratamiento de temas comunes, el exilio tras la Guerra Civil que sufrieron varios de ellos (destacando el asesinato de García Lorca en los primeros momentos de la contienda), la importancia renovadora de su obra, etc. 

Es evidente que no se puede entender  cualquier creación literaria o artística fuera de su contexto histórico. Por ello, el autor dedica un largo capítulo a hacer una síntesis histórica de los principales acontecimientos políticos y movimientos artísticos y culturales que vieron la luz desde el último tercio del s. XIX (desde los sistemas de alianzas de Bismarck) hasta después de la II Guerra Mundial, haciendo más hincapié en lo referente a España, especialmente en la modernidad y  los grandes desequilibrios de la época de la Restauración, la Crisis del 98 , el Regeneracionismo, la aparición y desarrollo del movimiento obrero y de una conciencia de clase, la crisis del sistema de la Restauración, la dictadura de Primo de Rivera y, de un modo especial, la Guerra Civil cuyo desenlace marcó profundamente el ritmo de las vidas y obra de nuestros protagonistas.

La historia del 27 comienza con esta foto de los asistentes al homenaje a Góngora en el tercer centenario de su muerte organizado por el Ateneo de Sevilla el 17 de diciembre de 1927. De izquierda a derecha: Rafael Alberti, Federico García Lorca, Juan Chabás, Mauricio Bacarisse, José María Platero, Manuel Blasco Garzón, Jorge Guillén, José Bergamín, Dámaso Alonso y Gerardo Diego

No se olvida el autor de dedicar unas líneas a los antecedentes artísticos y literarios de los autores del 27: el modernismo y el espíritu rebelde y rompedor de las vanguardias (dadaísmo, cubismo, expresionismo, futurismo, surrealismo…) que se presentaron en escena con unos manifiestos que pregonaban nuevas concepciones en las artes y las letras. Tampoco lo hace de algunos autores que influyeron muy especialmente en los poetas del 27: José Ortega y Gasset cuya obra “La deshumanización del arte” tomaron como programa, Ramón Gómez de la Serna con sus greguerías y, de manera especial, Juan Ramón Jiménez, su guía y maestro. Los poetas del 27 tuvieron unas inclinaciones estéticas claramente integradoras, desde los poetas medievales a poetas como Antonio Machado pasando por los clásicos. Aunque en sus comienzos giraron en torno a la poesía pura, un tanto deshumanizada, fueron dando entrada en sus versos a temas profundamente humanos con varios matices. 

La nómina de los poetas integrantes de la Generación del 27 es bastante mayor que lo que suele pensarse. El autor,  tras hacer un detalle exhaustivo de sus componentes, dedica unas líneas, en el capítulo 4, a las figuras más conocidas: Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Vicente Aleixandre, Emilio Prados, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Manuel Altolaguirre, la etapa inicial de Dámaso Alonso y, en un lugar destacado por la importancia y originalidad de su obra, Federico García Lorca. Todos ellos llevaron a la poesía española a una auténtica edad de oro.

Aunque la poesía fue la principal forma de expresión de los escritores del 27, también cultivaron otros géneros como el ensayo (muchos fueron profesores universitarios y publicaron estudios sobre su materia), la narrativa y especialmente el teatro donde destacaron las obras de Alberti y García Lorca. Éste último escribió teatro desde su juventud hasta el final de su vida, las cuatro obras que publicó en los años treinta (Bodas de sangre, Yerma, Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores y La Casa de Bernarda de Alba) se pueden considerar obras cumbre del teatro español.

A primera vista la Generación del 27 parece cosa de hombres. Sin embargo, paralelamente a ellos, desarrollaron su labor creativa un nutrido grupo de mujeres, pensadoras y artistas, nacidas entre 1898 y 1914. A ellas, las “simsombrero” está dedicado el capítulo 5 de la obra. No llevar sombrero se convirtió  en una señal de modernidad, rebeldía y  ruptura frente a los sectores conservadores yen la mujer, además,  un signo de independencia. Las “simsombrero” rompieron con el rol tradicional asignado a la mujer y se alinearon con el papel y las reivindicaciones de la nueva mujer tras la I Guerra Mundial, especialmente la igualdad y el derecho a voto. Sus orígenes acomodados no les impidieron desarrollar una comprometida conciencia social. Por citar algunas: pintoras como Margarita Mallo o Ángeles Santos, escritoras como Rosa Chacel, Teresa León, Ernestina de Champourcín, María Zambrano, Concha Méndez…

El capítulo siete trata de la influencia de la pintura y el cine en los poetas del 27. Cubismo y otras formas de abstracción dejaron huella en su obra. Alberti y García Lorca hicieron sus pinitos en la pintura. Lo visual fue el nexo entre el cine y la poesía. Muchos poetas del 27 se mostraron  fascinados por el mundo del cine, por lo que representaba de renovación, dinamismo ymodernidad. Hay claras influencias del cine en Alberti, Cernuda, Lorca, Salinas, García Lorca… Se puede considerar a Luis Buñuel el cineasta del 27. El capítulo ocho no es menos curioso, analiza la influencia de los toros y el flamenco (incluso en los autores que no eran andaluces) en la lírica del 27.

No se puede finalizar un ensayo de esta naturaleza sin reflejar la huella del 27 en la poesía posterior, cita una lista de autores en los que la influencia del 27 es manifiesta. Dedica unas líneas a Miguel Hernández al que Dámaso Alonso llama el “genial epígono”. Su extracción social y su talante eran muy diferentes de los del 27. Además, los poetas más significativos del 27 (Alberti, Lorca, Cernuda...) despreciaron claramente al poeta de Orihuela. Algunos autores encuadran a Miguel Hernández en lo que denominan Generación del 36. También se ocupa el profesor Díaz de señalar las características de la poesía desarraigada de Dámaso Alonso y Vicente Aleixandre y su influencia en la poesía de los años 50.

La Guerra Civil iba a truncar o a alterar su actividad creadora. Salvo Gerardo Diego, los demás se alinearon con el bando republicano, así que tras el triunfo de los militares rebeldes sufrieron el asesinato en el caso de García Lorca o el exilio. Dámaso Alonso y Vicente Aleixandre, que quedaron en España, sufrieron un exilio interior especialmente el segundo. En el exilio, tras un período de desorientación, los autores recuperaron su labor creativa con una poesía de carácter social. Aunque ya nada fue igual. Tuvo que llegar la democracia para que muchos de ellos vieran reconocidos sus méritos.

Esta obra, rigurosa y amena, escrita por un experto en el tema, permite al lector (más o menos conocedor del tema) adquirir una visión bastante completa de la Generación del 27: la situación personal de sus componentes, el carácter renovador de su obra y la influencia en la poesía y el teatro posterior. Los numerosos fragmentos de poemas que incluye, además de facilitar la comprensión del texto, convierten a este ensayo en una pequeña antología poética.

La obra en la Web de la Editorial:



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...