lunes, 18 de febrero de 2019

II GUERRA MUNDIAL: OBJETIVOS Y EXPANSIONISMO JAPONÉS EN ASIA ANTES DE PEARL HARBOR

Desde los años treinta, Japón había iniciado una expansión japonesa por el continente asiático (Corea, Manchuria, China), lo he analizado en dos entradas anteriores: la crisis de Manchuria (1931) y la guerra chino japonesa de 1937. El objetivo de Japón era construir en Asia continental una gran área económica dominada por Tokio que ayudase a solucionar sus problemas de falta de energía y materias primas.

Nada más comenzar la Guerra, Japón intentó por dos veces tomar la ciudad china de Changsha (octubre 1939 y abril-junio de 1940). Desistieron ante el número de bajas que comportaba la operación.

Estados Unidos denunció en julio de 1939 el Tratado de Comercio y Navegación que había firmado con Japón en 1911. La denuncia entró en vigor en enero de 1940, ahora podía privar a Japón de mercancías estratégicas, de hecho en septiembre de 1940 se impuso a Japón un embargo parcial de chatarra y acero.

En julio de 1940 hubo un cambio de gobierno en Japón: Konoe  Fumimaro encabezó un gabinete más agresivo. Konoe Fumimaro decidió acercarse a Alemania, las negociaciones culminaron en septiembre de 1940 con la firma del Pacto Tripartito (Alemania, Japón, Italia). Era un pacto contra Estados Unidos, el único país lo suficientemente fuerte para impedír esteexpansionismo. Los miembros más agresivos del gabinete de Konoe Fuminaron pensaban que la guerra no podía esperar ante el descenso de reservas de alimentos y petróleo.


Tras la caída de Francia, Japón dio un paso más en esta política y ocupó los territorios de la Indochina francesa (julio, 1941).  Estados Unidos respondió cortando los envíos de petróleo y materiales estratégicos a Japón (vitales para la guerra) y congelando todos los activos japoneses en USA. Embargo similar hicieron los Holandeses. Los japoneses respondieron ocupando las Indias Orientales Holandesas.
Churchill ve urgente que Estados Unidos entre en la guerra, pero el presidente Roosevelt no se decide a intervenir y únicamente propone dirigir a Japón una advertencia conjunta y presionar para que devolviera Indochina. 

Algunos autores señalan que a Japón solo le quedaba una salida: la guerra. Así podría apoderarse petróleo de Java y Sumatra. El ejército de tierra parece que fue el que convenció de esta necesidad tanto al Emperador como a los Jefes de la Marina. En octubre de 1941, los ministros más radicales obligaron a dimitir a Konoe Fumimaro que fue sustituido por el general Tojo, líder del expansionismo japonés. La opción de un ataque sorpresa a los Estados Unidos comenzó a a considerarse. Tojo  afirmó que si Estados Unidos no satisfacía las exigencias japonesas de hegemonía en Asia antes del 25 de noviembre, los planes de guerra entrarían en escena. El camino a Pearl Harbor estaba abierto.

Hitler, por su parte, quería la entrada del Japón en la Guerra para distraer a los EE.UU. y debilitar a Inglaterra. En abril de 1941 había prometido que declararía la guerra a los EE.UU. si lo hacía el Japón. El 29 de noviembre repitió la promesa que cumplió el 11 de diciembre.

viernes, 15 de febrero de 2019

MÁXIMA EXPANSIÓN DE LAS POTENCIAS DEL EJE EN EUROPA A FINES DE 1942

Este mapa presenta la máxima expansión de las potencias del Eje en Europa. Se puede ver como un resumen gráfico de todo lo que he explicado en las entradas que he publicado sobre la II Guerra Mundial.
 
https://slideplayer.es/slide/39765/



jueves, 14 de febrero de 2019

II GUERRA MUNDIAL, OPERACION BARBARROJA (V): ¿POR QUÉ HITLER NO CONSIGUIÓ LOS OBJETIVOS QUE PERSEGUÍA CON LA INVASIÓN DE LA URSS?



En cuatro entradas anteriores he escrito sobre cómo Hitler no consiguió tomar Leningrado, ni Moscú, ni Stalingrado. Su Operación Barbarroja había fracasado alno conseguir los objetivos previstos. Un conjunto de razones, y no una sola, ayudan a explicar este fracaso.




1) La inmensidad del espacio ruso (“Hay espacio para retroceder”). Esta inmensidad hizo que los alemanes dejaran muchos espacios vacíos y tuvieran serias dificultades para abastecer a unos ejércitos tan numerosos y tan alejados de sus puntos de partida.

2) La táctica de "tierra quemada" empleada por los rusos y el traslado masivo más allá de los Urales del tejido industrial
Los rusos procuraron no dejar que cayera en manos de alemanes su sistema productivo, abastecimiento, material de transporte. Se llavaron la maquinaria, trasladaron fábricas, cortaron luentes... Los rusos llevaron a cabo un traslado masivo de industrias más allá de los Urales, según Nere, una de las operaciones más brillantes de toda la guerra. Estas fábricas abastecieron de grandes cantidades de material militar al Ejército Rojo.

“En caso de una retirada forzosa de las unidades del Ejército Rojo, todo el material rodante debe ser evacuado; al enemigo no debe dejársele ni una sola máquina, ni un solo vagón, ni una sola libra de grano o un galón de fuel. Las granjas colectivas debe ser trasladadas con sus ganados y entregar su grano a la custodia de las autoridades esta-tales para su transporte a la retaguardia (...) En las áreas ocupadas por el enemigo, unidades guerrilleras, montadas y a pie, deben formarse, los grupos deben organizarse para combatir a las tropas enemigas, fomentar la guerra de guerrillas por todas partes, volar puentes, carreteras (...). En las regiones ocupadas las condiciones deben ser inso-portables para el enemigo y todos sus cómplices (...)” 
Discurso de Stalin llamando a la resistencia. 3 de julio de 1941

 




3) El mal estado de las vías de comunicación rusas, carreteras y ferrocarriles.
Que impedía la fluidez de las comunicaciones. Se perdió mucho tiempo en adaptar los ferrocarriles alemanes al ancho de vía ruso.


4)  El clima (“General Invierno”)

El invierno del año 41 fue uno de los más duros del s. XX. Se alcanaron temperaturas muchos grados bajo cero. Las tropas alemanas no estaban equipadas para soportar estos fríos, algunas unidades solo tenían ropa de verano. Hubo muchas muertes por congelamiento. La dureza del clima minaba la moral de las tropas. Los motores tampoco podían funcionar a tan bajas temperaturas entre otras cosas por carecer en muchos casos de anticongelante adecuado. El deshielo no facilitó las cosas, el barro que se formaba no permitía el avance normal de las unidades motorizadas. El material alemán era muy moderno, pero tal vez no era muy idóneo para esta campaña.

“En aquellos días, vi a algunos colegas releyendo el triste relato de la expe-dición napoleónica escrito por Coulaincourt” (Guderian)

Se pudieran haber sacado algunas enseñanzas de la campaña de Napoleón y su gran fracaso ante el duro invierno ruso.





5) La mala información
Los alemanes no contaron con información fiables sobre las fuerzas rusas, su armamento, su capacidad de movimiento, las posibilidades de movilización, etc. Tal vez por ello los alemanes pecaron de exceso de confianza. Hitler pensaba acabar con el Ejército Rojo en pocos meses y por ello no preparó sus tropas para el invierno ruso. Tampoco valoró adecuadamente la capacidad industrial soviética.

5) La ayuda de los aliados
Cuando la URSS fue atacada contó con la ayuda inglesa, lo que significó la extensión en la práctica de la Ley de Préstamo y Arriendo norteamericana.

6) La mala planificación de la campaña y los errores de Hitler
Hitler tomó muchas decisiones en contra de la opinión de los mandos que estaban en el frente. Parece que se llegó a creer un gran estratega militar. Se pueden poner varios ejemplos: atacar sin haber vencido a Gran Bretaña, iniciar la Operación demasiado tarde (con el invierno muy cercano) debido a posponerla hasta no reagrupar las tropas que habían intervanido en los Balcanes (Yugoslavia, Grecia, Creta), no haber contado con Tokio que hubiera podido atacar a la URSS por el este, desviar tropas del ataque a Moscú, no haber autorizado alguna retira táctica, dividir las fuerzas que debían atacar Stalingrado... Por cuestionar sus decisiones o no cumplirlas exactamente no dudó en destituir a prestigiosos generales como Von Bock, Heinz Guderian, Rundstedt, Brauchitsch o Hoeppner. Tampoco contaba con un plan B caso de no lograr los objetivos.

 7) La soberbia del invasor alemán que alentó la resistencia rusa. 
Un claro ejemplo, ucranianos y habitantes del Báltico recibían a los alemanes como libertadores, pero, cuando comprobaron que les trataban como a una raza inferior les retiraron su apoyo.

8) Los alemanes infravaloraron al soldado
Soldados que mostraron un gran coraje y tenacidad en la defensa de la Madre Rusia. Bien es verdad que los comisarios políticos se encargaron de mantener la moral, el patriotismo y la disciplina

martes, 12 de febrero de 2019

RESEÑA DE "BREVE HISTORIA DEL ARTE NEOCLÁSICO"


TARANILLA DE LA VARGA, C. J. Breve historia del arte Neoclásico. Madrid: Nowtilus, 2019.




Como señala el autor al comienzo de la obra, el arte Neoclásico ha sido, tal vez, el menos valorado de los grandes estilos artísticos por los historiadores del Arte. Algunos lo han acusado de falta de originalidad, ausencia de imaginación renovadora, no propuesta de nuevos planteamientos estéticos, academicismo, exceso de geometrismo, frialdad, etc. Y, sin embargo, este estilo nos ha legado infinidad de creaciones de gran perfección y belleza (tanto en Europa como en América)  que no dejan indiferente al observador. Algunas de ellas ocupan primerísimos puestos en la Historia del Arte. El Neoclásico irrumpió con fuerza no solo en la arquitectura, pintura y escultura sino que también llegó a la música y la literatura.


El Neoclasicismo (término que se acuñó tardíamente, muy avanzado el s. XIX) nació en la crisis del Antiguo Régimen y triunfó en Europa y América en las últimas décadas del XVIII y primeras del XIX. Se presentó como una reacción a las exageraciones del último Barroco y del Rococó tan del gusto de la aristocracia. Frente a ellos el Neoclasicismo, más del gusto de la nueva sociedad burguesa, se inspira en formas clásicas y renacentistas, aporta equilibrio, proporción, serenidad…  El descubrimiento de las ruinas de Pompeya y Herculano en 1738 y poco después el templo de Paestum despertó el gustó por lo “clásico”.


Como toda creación artística, el Neoclásico responde a los gustos y necesidades de la sociedad. Para entenderlo es imprescindible conocer el marco histórico en el que se desarrolla, una época de grandes cambios políticos, sociales y económicos. Así que el autor, a lo largo la obra, va a dedicar muchas páginas a hacer un resumen histórico de los principales acontecimientos y procesos en los que se encuadra el estilo: la importancia de la Ilustración y la Enciclopedia, el triunfo del racionalismo y del conocimiento experimental, la crisis de la sociedad en la segunda mitad del s. XVIII que desembocó en la Revolución Francesa, la independencia de los Estados Unidos (que fue a la vez una revolución dado las ideas que se aprobaron en la Declaración de Derechos de Virginia y en la Declaración de Independencia), los revolucionarios cambios en la organización política (del absolutismo al Despotismo Ilustrado y al triunfo de la democracia constitucional), desaparición de la antigua sociedad estamental y triunfo de la nueva sociedad de clases, la adopción del liberalismo como ideología política y económica, las grandes transformaciones de la primera Revolución Industrial (en las formas productivas, en la energía utilizada, en los transportes, en las nuevas formas de trabajo, en la demografía…) y su extensión desde Inglaterra, el período napoleónico, el reformismo español en el s. XVIII, la Guerra de la Independencia española, la independencia de las colonias latinoamericanas… En fin, toda una síntesis de la historia de esta extensa época.
El Panteón. Soufflot

Tras exponer las características básicas de la arquitectura, escultura y pintura neoclásicas, la obra hace un exhaustivo repaso a las realizaciones los distintos países comenzando por la arquitectura. Estados Unidos, un país joven, presentaba un campo abonado para la nueva arquitectura (el Capitolio de Washington, Casa Blanca, Edificio del Tesoro, Iglesias en distintas ciudades, monumentos Washington, Jefferson y Lincoln…). Realizaciones en Francia: el Panteón de Hombres Ilustres de Soufflot inspirado en el Panteón romano de Agripa, la Iglesia de la Magdalena que tiene en cuenta la Maison Carrée de Nimes, el Arco de triunfo del Carrusel, la columna de plaza Vendôme… por citar las más representativas. En Alemania,  las más conocidas manifestaciones son la Puerta de Brandenburgo obra de Langhans, la Gliptoteca de Munich (Leo von Kleze), la Opera de Berlín... En la Rusia Zarista destacan la catedral de Kazan y varias obras en San Petesburgo. En Gran Bretaña, el Museo Británico y varias mansiones privadas londinenses que muestran gran influencia de Palladio. Gran cantidad edificios en los nuevos estados latinoamericanos, muchos de ellos para albergar las nuevas instituciones. Columnas clásicas, pilastras, frontones decorados con relieves, cúpulas…aparecen en los edificios neoclásicos. Aparte de iglesias, se edifican nuevos tipos de edificios demandados por la nueva sociedad burguesa: museos (abren sus puertas el museo Británico, el Museo Pío Clementino dedicado a la escultura clásica, Museo del Louvre, el Museo Real de Pintura luego Museo del Prado), teatros, bolsas de comercio, observatorios, edificios para albergar las nuevas instituciones como los parlamentos..

Perseo y la meduda. A. Cánova


En escultura, se comentan las obras del italiano A. Cánova (principal representante del estilo), y de Thörvaldsen, además de las realizaciones de escultores centroeuropeos. La escultura se fija en las formas más acabadas de lo clásico (y menos en la época arcaica del arte griego o en el periodo helenístico). En pintura, se presta especial atención a los pintores que pusieron su arte al servicio de Napoleón como J. L. David, Gross o Ingrés.





Lógicamente, también se ocupa detenidamente del Neoclasicismo en España. Repasa la obra de los principales arquitectos: Sabatini, Ventura Rodríguez (que representa la transición del Barroco al Neoclásico), Juan de Villanueva (principal representante de la arquitectura neoclásica en España) y un buen número de autores que dejaron sus obras por todas las Comunidades Autónomas. Se destacan las principales obras de embellecimiento urbano en Madrid (paseo del Prado con sus fuentes monumentales y Puertas como la de Alcalá o la de Toledo) y en otras muchas ciudades (como el Espolón de Burgos).

La carga de los Mamelucos. Goya
Dedica a Goya todo un capítulo. Analiza  las principales etapas por las que pasó su estilo desde la colorido de los cartones para tapices a las pinturas negras de la Quinta del Sordo. Comenta las obras más relevantes: Caprichos, retratos de la realeza y la aristocracia, los Desastres de la Guerra, los grandes cuadros del inicio de la Guerra de la Independencia (la carga de los mamelucos el dos de mayo y los fusilamientos en la montaña el Príncipe Pio). En la introducción a este capítulo no se olvida de Meng y otros pintores academicistas.


En resumen, una interesante síntesis del  estilo  Neoclásico escrita de forma rigurosa. Una excelente guía para entender el Neoclásico en su contexto histórico. Destacar la gran utilidad del extenso glosario (24 páginas) sobre términos, elementos y conceptos artísticos. También ayudan a entender la lectura las más de 90 ilustraciones.


La ficha de la obra en la Web de la Editorial (hoja promocional, comenzar a leer, índice):



Otras obras del autor, de tema artístico, publicadas en esta editorial:




jueves, 7 de febrero de 2019

II GUERRA MUNDIAL. OPERACIÓN BARBARROJA (IV): HACIA STALINGRADO

Las operaciones de la "Operación Barbarroja" en el sur de la URSS tenían un objetivo claramente económico, Hitler consideraba que apoderarse de los cereales de Ucrania, el petróleo del Cáucaso (70 % de lo producido enla URSS) y el carbón y la industria pesada de la región del Donets era algo imprescindible para poder continuar la guerra. Ya vimos en una entrada anterior como Hitler desvió tropas de los Ejércitos del Centro para ayudar en la toma de Kiev, priorizando ésta sobre la toma de Moscú.

Historia del s. XX de Hª 16. Vol. 16

El avance en el frente sur fue espectacular. Fue la última vez que dio resultado la Guerra Relámpago (Blitzkrieg). Como en toda campaña rusa, las intensas llevias y las malas comunicaciones retrasaron el avance. Hacia mitad de mayo los alemanes controlaban la península de Crimea aunque no pudieron  tomar Sebastopol hasta el 9 de julio de 1942. Rostov cayó el 24 de julio. Como ya he señalado, Hitler dio prioridad a la toma de Kiev sobre la de Moscú. Se puso cerco a Kiev donde una maniobra de tenaza permitió capturar más de 600.000 prisioneros rusos. Pero la ciudad no cayó hasta el 20 de septiembre. Ahora se podía retomar la toma de Moscú.

El VI Ejército de Von Paulus debía apoderarse de Stalingrado, una ciudad de unos 600.000 habotantes, muy alargada (40 Kms.), atravesada por un gran río, el Volga. Stalingrado tenía más valor simbólico (llevaba el nombre de Stalin) que estratégico, aunque poseía grandes fábricas y acerías, La toma de esta ciudad se convirtió en algo prioritario para Hitler. Los rusos cedieron terreno ante el empuje de los alemanes que el día 23 de agosto estaban a 22 Kms. de la ciudad. La guarnición rusa de Stalingrado (Chuikov que cuando llegó encontró unos defensores totalmente desmoralizados) se dispuso a defender heroicamente la ciudad. 


A mediados de septiembre, los alemanes controlaban barrios de la orilla derecha del Volga (plano adjunto). A pesar del empeño y de la cantidad de material empleado, no consiguieron hacerse con el control total de la ciudad (a pesar de que Hitler el 8 de noviembre llegó a anunciar la toma de la ciudad). La lucha fue tremenda, calle por calle, casa por casa, entre un monton de ruinas. La actividad de los francotiradores fue muy importante para frenar a los alemanes. Muy particular fue el caso de Vassili Zaitsev (ver esta entrada del Blog). Los habitantes tuvieron que pasar muchas penalidades.


Soldados soviéticos combatiendo entre las ruinas de la Stalingrado. Imagenes de National Geographic



Los rusos no solo se ocuparon de la defensa, sino que tambien comenzaron a organizar un contraataque: Operación Urano. El 20 de noviembre tuvo lugar el primer ataque sorpresa contra las tropas búlgaras. Al día siguiente cortaron las dos vías férreas por las que abastecían los ejércitos alemanes. Los rusos organizaron una operación tenaza que tenía como objetivo cercar al VI Ejército que era el que cercaba Stalingrado, el 5 de diciembre quedó cercado.

Von Paulus quería atacar una rama de la "tenaza" y retirarse hacia la retaguardia, pero Hitler no autorizó la retirada. Pensó en un ataque con tropas mecanizadas (Von Manstein) para liberar a los sitiados. La operación se inició el 12 de diciembre, pero las fuertes nevadas impidieron a esta fuerza conectar con la de Von Paulus.

En una próxima entrada me ocuparé de la rendición del VI Ejército de Von Paulus.


lunes, 4 de febrero de 2019

PRÓXIMO EXTRENO DE UNA EXCELENTE PELÍCULA HISTÓRICA: "CAMBIO DE REINAS"


El próximo día 15 va a estrenarse “Cambio de Reinas”, un drama histórico basado en unos hechos reales sobre los que los libros de historia pasan un poco por encima, pero que pudieran haber tenido una gran trascendencia de no haber ocurrido algunos avatares que cambiaron el rumbo de lo previsto. 

En el tratado firmado en marzo de 1721 entre el rey de España Felipe V y el Duque de Orleans Regente de Francia, se estipulaba la celebración un doble matrimonio principesco que viniera a asegurar la amistad entre las dos naciones: el de heredero al trono de España Luis, hijo de Felipe V y  María Gabriela de Saboya, con Luisa Isabel de Orleans, una adolescente de 11 años, hija del Regente Felipe Duque de Orleans y, por otra parte, el de Luis XV (rey de Francia con tan solo once años) con María Ana Victoria, una niña de cuatro años, hija de Felipe V e Isabel de Farnesio. Un doble arreglo matrimonial que hoy nos llama mucho la atención debido a la corta edad de los contrayentes, pero que en esa época era algo normal entre la realeza y la aristocracia.

La película narra, de una forma bastante realista, la gestación de esta doble boda, el intercambio de estas dos mujeres destinadas a ser reinas y los acontecimientos en las que se vieron envueltas que acabaron marcando sus vidas, muy distintas a lo que se había previsto. Intereses políticos, alianzas, intrigas, luchas por el poder… están presentes en la trama; pero, sobre todo, se atiende a los aspectos humanos de los personajes. En la obra queda muy patente que el director, Marc Dugain, es un buen conocedor de los inicios del s. XVIII y, como él afirma, un entusiasta de la historia. Destacar también una fotografía y una ambientación excelentes.

La película en la Web de Surtsey Films (ficha artística, ficha técnica, breve reseña de los principales personajes, entrevista con el director…):


UNA BREVE APROXIMACIÓN A LO QUE NOS DICE LA HISTORIA:

Dejando para otros más entendidos profundizar en el análisis crítico del film, voy a dedicar unas líneas a los acontecimientos históricos.

En España, tras el fin de la Guerra de Sucesión, Felipe V, nieto de Luis XIV de Francia, se asentó definitivamente en el trono de España. En 1714 murió su primera esposa María Gabriela de Saboya. Los buenos oficios de Alberoni (un hombre de gran talento y ambición y con gran capacidad de aprovechar las intrigas cortesanas) propiciaron la boda de Felipe V con Isabel de Farnesio, una mujer muy ambiciosa cuyo sueño iba a ser colocar a sus futuros hijos en algún trono de Italia (“irredentismo italiano”). No fue difícil para Isabel de Farnesio acabar imponiéndose sobre el Rey (más “pegado al reclinatorio, el lecho conyugal y la caza” que a las tareas de gobierno) para acabar con la influencia francesa en la Corte y para orientar la política española a recuperar territorios italianos donde asentar a los hijos de ambos. En Francia, Luis XIV, el Rey Sol, murió en 1715 dejando como heredero a su bisnieto, un niño de cinco años (Luis XV), y como Presidente del Consejo de Regencia al Duque de Orleans.

Las relaciones de España con la Regencia fueron malas. En este contexto ganó protagonismo Gran Bretaña que, por una parte, obtuvo concesiones comerciales de España y por otro firmó con Francia y Holanda un tratado conocido como la Triple Alianza (luego Cuádruple Alianza al unirse Austria). España quedaba bastante aislada.  La política del irredentismo italiano española obtuvo algunos éxitos en Cerdeña (1717) o Sicilia (1718), pero también el gran desastre de Cabo Passaro (11 de agosto de 1718). A comienzos de 1719, Francia declaraba la guerra a España al descubrir una conjura para que Felipe V entrase en Francia apoyándose en los contrarios al Regente. Fue un desastre para España, San Sebastián y Fuenterrabía cayeron en manos francesas. Para la firma de la paz, se exigió a España la destitución de Alberoni que fue expulsado del reino en enero de 1720.  Felipe V anunció sus intenciones de unirse a la Cuádruple lo que hizo el 1 de febrero de 1720.

En marzo de 1721 se firmó un tratado entre Felipe V y el Duque de Orleans Regente de Francia en cuyas clausulas se estipulaba, para reafirmar la amistad entre los dos Estados, el doble matrimonio del que trata la película y que ha apuntado más arriba.

Fotograma de la película

El intercambio de las dos jóvenes prometidas tuvo lugar en la Isla de los Faisanes, en el Bidasoa, donde ya habían tenido lugar otros varios intercambios reales entre Francia y España. El matrimonio de Luis XV con María Ana Victoria nunca llegó a celebrarse dada la edad de ambos, especialmente de ella. Las presiones para conseguir una descendencia al trono propiciaron que María Ana Victoria fuera devuelta a España. Luis XV casaría con María Leszczyńska con la que tuvo varios hijos. Por su parte, María Ana Victoria acabó siendo reina de Portugal.

Historia muy diferente fue el matrimonio de Luis con Luisa Isabel de Orleans. La boda se celebró primeramente en París por los esponsales y, posteriormente en la localidad burgalesa de Lerma ya con la presencia de ambos esposos (20 de enero de 1722). La inesperada abdicación de Felipe V, interpretada de diferentes maneras (quería dedicarse "al negocio de su alma" o pretendía quedar libre de trabas para la sucesión a la corona francesa), convirtió a Luis I en Rey de España y a Luisa Isabel en reina consorte (enero de 1724). Algunos comportamientos caprichosos de la joven, así como sus excentricidades fueron objeto de frecuentes “habladurías” y desavenencias entre los espesos; no obstante, fueron uniéndose cada vez más hasta llegara a quererse. Luisa Isabel estuvo junto a su esposo durante su enfermedad hasta sus últimos instantes. El 31 de agosto de 1724 murió Luis I de viruelas. En su testamento, devolvía a su padre el poder y le encomendaba  el cuidado de su esposa. Felipe V no cumplió totalmente esta parte del testamento y  se sintió aliviado cuando Luisa Isabel fue devuelta a Francia el 7 de marzo de 1725. La ex-reina terminó sus días, endeudada y enferma, en el convento de las carmelitas de París, murió el 16 de junio de 1742. Su sepultura, en la iglesia de Saint Sulpice, fue saqueada durante la Revolución.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...