domingo, 24 de julio de 2016

PRIMERA GUERRA MUNDIAL: EL ARTE DEL CAMUFLAJE AL SERVICIO DE LA OBSERVACIÓN Y EL DESPISTE DEL ENEMIGO




Durante la guerra, el arte del camuflaje sirvió para observar y despistar al enemigo. Su empleo a gran escala puede considerarse una de las novedades de la Guerra. Por ejemplo, el ejército francés creó una sección de camuflaje en 1915 bajo el mando del sargento pintor G. de Scévola que llegó a reunir unos 3000 artistas y en torno a 80.000 operarios.



FUENTE: La Aventura de la Historia
Arboles de atrezzo, como los reflejados en la imagen y en la acuarela anteriores, eran unos excelentes lugares de observación; además eran móviles (curiosos espectáculo de árboles en movimiento).




Para despistar, se colocan cañones y otras piezas de artillería de cartón piedra, o raíles de una vía férrea.

A veces, se recrea un falso escenario de batalla con falsos cadáveres de soldados  y caballos que, a su vez, se convertían en puestos de observación.

Enormes telas pintadas imitando la naturaleza se emplearon para ocultar piezas de artillería o vías de comunicación a los observadores aéreos enemigos.

Una novedad muy llamativa fue el camuflaje utilizado por británicos y norteamericanos para proteger sus barcos de la amenaza submarina alemana, Se emplearon técnicas tomadas del cubismo para romper las líneas de los barcos en el mar y confundir a los observadores de los submarinos. Es lo que se conoce como "camuflaje dazzle" o "pintura de deslumbramiento". El objetivo no era esconder, sino confundir. El contraste óptico tan notable que se creaba impedía al enemigo apuntar y dar sobre el blanco que quería abatir. Esta técnica no solo se aplicó con buques, también se extendió a otros campos: tanques, muñecos...


cubismo


drazze_7

I Guerra Mundial

Esta técnica no solo se aplicó con buques, también se extendió a otros campos: tanques, falsos soldados...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...