viernes, 6 de mayo de 2016

GARIBALDI Y LA UNIFICACIÓN ITALIANA



Garibaldi era un idealista,  un hombre de acción, había participado en una insurrección en el sur de Brasil, luchado en la independencia de Uruguay, participado activamente en la revolución de 1848 en Roma, etc. Tras el fracaso del 48 estuvo exiliado (Tánger, Estados Unidos y Perú) hasta que volvió a Italia en 1854.

Garibaldi era un nacionalista de izquierdas, republicano, seguidor de las ideas de Mazzini y afiliado a su organización  la Joven Italia. No le gustó lo acordado en Plombiers, así que en 1860 estaba furioso por la cesión de Saboya y Niza a Francia. Pensó en intervenir en Niza, pero le convencieron para que actuara en el sur: Nápoles y Sicilia.

Le hacía falta la ayuda de Piamonte. En este punto se plantea cómo fue realmente la relación de Cavour y Garibaldi que se ha interpretado de diversas maneras:
  • Para algunos autores, Cavour, con el objeto de evitar una intervención de algunos países de Europa, simulaba contener a Garibaldi mientras en realidad le ayudaba secretamente y apoyaba su expedición al Reino de las Dos Sicilias.  Un ejemplo, cuando Garibaldi pidió ayuda a Cavour para salir hacia Nápoles, Cavour se negó, pero no prohibió públicamente su marcha; es más, hay quien dice que el Rey y Cavour enviaron dos cartas a Garibaldi cuando estaba en Sicilia a punto de cruzar el estrecho de Mesina, una pública ordenándolo no invadir Nápoles y otra privada en la que le aconsejaba desoír la anterior.
  • Para otros autores, mientras fingía ayudar a Garibaldi, Cavour hacía todo lo posible para hacerle fracasar.
El 5 de mayo de 1860, Garibaldi salió desde Génova hacia Nápoles con su ejército de los Mil Camisas Rojas (mil noventa exactamente). Comenzó su campaña por Sicilia donde provocó una sublevación de los campesinos contra sus señores terratenientes que apoyaban a los Borbones. Tras  vencer en el enfrentamiento de Calatafimi (13 de mayo) y la toma de Palermo (8 de junio), Garibaldi se  proclamó dictador en la Isla en nombre de Víctor Manuel II. Cavour intento provocar una revolución conservadora en Nápoles y, a la vez, dio orden a su marina para que evitase que Garibaldi cruzara el estrecho de Mesina, de todas formas, como he señalado más arriba, la relación entre Cavour y Garibaldi en este momento es algo confusa.


Garibaldi al frente de sus Camisas Rojas, una indumentaria nada convencional para una tropa.



Garibaldi cruzó el estrecho de Mesina el 18 de agosto. Encontró el apoyo de los campesinos pobres de Calabria. El rey de Nápoles, Francisco II, abandonó la capital (tal vez para evitar  los bombardeos sobre la población civil). Garibaldi entró en Nápoles el 7 de septiembre. 

Desde Nápoles, Garibaldi pensó en marchar sobre Roma (junto con Venecia eran las dos zonas que faltaban para completar la unificación).  La acción sobre Roma (territorio del Papa) podía traer serias complicaciones, por ello Cavour desautorizó la acción y envió un ejército (que atravesó territorios del Papa) para contener a Garibaldi. El encuentro de las dos tropas generó un momento de gran tensión ante un posible enfrentamiento armado. Sin embargo, Garibaldi cedió y saludó a Víctor Manuel como Rey de Italia. Un plebiscito posterior, certificaría la Unión de Nápoles y Sicilia a los territorios unificados.


Añadir leyenda
Garibaldi rechazó los cargos políticos que le ofreció Víctor Manuel. Garibaldi no se quedó satisfecho con la renuncia a los territorios que controlaba el Papa. Pensaba que Roma debería ser la capital de la nueva Italia. Su lema era "Roma o la muerte". Intentó la anexión de Roma en 1.862, pero fue derrotado y encarcelado por algún tiempo, luego amnistiado. Lo volvió a intentar en 1.867 con idéntico resultado.

El 17 de marzo de 1.861, Víctor Manuel II fue proclamado Rey de Italia por el parlamento reunido en Turín. Cavour fue nombrado jefe de gobierno. Fuera de la unión quedaban los territorios de Roma y Venecia. 

Este joven Reino de Italia comenzaba su caminar político con varios problemas a los que atendr:
  • Se quedó sin la experiencia política de Cavour que murió en junio de 1861.
  • El sufragio era muy restringido, solo tenía derecho a voto medio millón de personas de un total de 22 millones.
  • La forma de solucionar las enormes diferencias entre el norte y el sur.
  • Apareció el terrorismo mantenido por la camorra en el Continente y por la Mafia en Sicilia. Este terrorismo en el antiguo Reino de las Dos Sicilias era alentado incluso por el rey depuesto Francisco II.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...