lunes, 25 de mayo de 2009

Caricaturas sobre el increíble pacto Germano Soviético

Estas caricaturas ilustran estupéndamente la estrañeza que supuso el Pacto de No Agresión Germano-Soviético firmado en agosto de 1939. Dejó desconcertados a los Estados y a los fascistas y comunistas del mundo. Sólamente el Protocolo Secreto añadido al Pacto nos explica por qué se firmó:

Protocolo secreto del pacto

"Al firmar el Pacto de No Agresión (...) las dos partes debatieron en conversaciones estrictamente confidenciales la cuestión de la frontera de sus respectivas zonas de influencia en la Europa oriental. Estas conversaciones llevaron a las siguientes conclusiones:

1. En el caso de una reorganización política y territorial en las áreas pertenecientes a los Estados Bálticos (Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania), la frontera norte de Lituania representará la frontera entre las zonas de influencia de Alemania y la U.R.S.S. (...)

2. (...) en las áreas pertenecientes al estado polaco, las zonas de influencia de Alemania y la U.R.S.S. estarán separadas aproximadamente por la línea de los ríos Narew, Vístula y San.

Muy pronto se comprobó que Hitler no tenía intención de respetarlo mucho tiempo

3 comentarios:

Cayetano dijo...

La famosa "boda" entre Molotov y Ribbentrop, un acuerdo para repartirse Polonia y mantener tranquilos a los rusos, mientras iniciaba Hitler tranquilamente sus primeras agresiones en Europa: Polonia, Noruega, ofensiva oeste...
Está claro que las intenciones del Führer eran atacar luego a Rusia. Lo que así pasó.

Paul SRC dijo...

Ésa es una posición a más de simplista, falsificadora de los hechos históricos, pues se pretende de ese modo eximir de toda responsabilidad a las potencias imperialistas occidentales: ¿quiénes dejaron hacer y pasar todas las fechorías de HItler y el nazismo en la década de los 30, con la esperanza de lanzarlo contra la URSS? El enemigo principal de estas potencias así como del nazismo alemán era el comunismo, encarnado por la URSS. No es que Hitler "engañó" a Stalin, más bien éste lo indujo a firmar dicho Tratado, para ganar tiempo, sabiendo bien que el imperialismo alemán se lanzaría de todas fromas contra la URSS.
LA CUESTIÓN DE LAS FRONTERAS HAY QUE ENMARCARLO DENTRO DE ESTE CONTEXTO, cuando por ejemplo Finlandia se decidía finalmente a apoyar al nazismo...

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario de Paul SRC

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...