lunes, 21 de julio de 2014

EL CONFLICTO ÁRABE-ISRAELÍ (IV): NACIMIENTO DEL ESTADO DE ISRAEL

Tras finalizar la II Guerra Mundial, en 1947, la ONU aprobó la RESOLUCIÓN 181 que recomendaba la participación del territorio de Palestina en (ver mapa) en:
  • Un Estado Judío que abarcaba el 55 % del territorio con una población aproximada de 498.000 judíos y 407.000 árabes.
  • Un Estado Palestino donde habitaban 725.000 árabes y 10.000 judíos.
  • Jerusalén, ciudad santa para cristianos, judíos y musulmanes, era un objetivo irrenunciable para judíos y palestinos, por ello la ONU decidió que Jerusalén   (incluyendo Belén) quedaría bajo control internacional. En esta zona vivían unos 100.000 judíos y 105.000 árabes
Esta resolución fue aprobada en la Asamblea General de la ONU (Lake Placid, 29-XI-1947) por 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones.





El 14 de mayo de 1948, los soldados británicos abandonaron la zona, era el fin del mandato británico.

Este Plan de partición fue rechazado por los árabes; sin embargo, los judíos, a pesar de ciertas reticencias, lo aceptaron  y el 14 de mayo de 1948, proclamaron el nuevo Estado de Israel con un discurso de Ben Gurión.


Fragmento de este discurso:
-->Eretz-Israel (Tierra de Israel) fue el lugar de nacimiento del pueblo judío. Aquí toma forma su identidad espiritual, religiosa y política. Aquí obtuvieron por vez primera un Estado, crearon valores culturales de importancia nacional y universal y aportaron al mundo el Libro de los Libros.Después del exilio forzoso de su tierra, el pueblo mantuvo su fe a través de su dispersión y no cesó de rezar y de esperar la vuelta a su tierra y la restauración en ella de su libertad política. (…) El Estado de Israel estará abierto a la inmigración judía y a la recogida de los exiliados, fomentará el desarrollo del país para el beneficio de todos sus habitantes, estará basado en la libertad, justicia y paz como lo preveían los profetas de Israel, asegurará la total igualdad de derechos sociales y políticos a todos sus habitantes, sin consideración de religión, raza o sexo; garantizará la libertad de religión, conciencia, lengua, educación y cultura, protegerá los lugares sagrados de todas las religiones y será fiel a los principios de la Carta de las Naciones Unidas..”
Buena carta de presentación que en aspectos como "asegurar la total igualdad de derechos sociales y políticos a todos sus habitantes" quedó casi inmediatamente en papel mojado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...