martes, 14 de julio de 2009

La toma de la Bastilla

La Bastilla. Grabado alemán del s. XIX

El 14 de julio de 1789, un martes como hoy, tuvo lugar la toma de la Bastilla. Se puede considerar el inicio de una revolución (la Revolución Francesa) que marca un hito en la Historia, de tal forma que hay bastante unanimidad en considerarla como el inicio de la Historia Contemporánea.
El ambiente de París era muy tenso: la situación financiera de Francia era insoportable, el precio del trigo muy elevado, la presencia de las tropas reales en las calles... La tensión subió varios grados cuando el día 12 se conoció la destitución de Necker. El pueblo se echó a la calle pidiendo la rebaja del precio del pan. La Asamblea lamentó profundamente esta destitución y recomendó la constitución de una milicia burguesa. El pueblo necesitaba armas, para buscarlas se dirigió hacia los Inválidos donde se apoderó de 32000 fusiles; tras ello se trasladó a la Bastilla en busca de la pólvora. La Bastilla era una vieja fortaleza cuya destrucción se había planeado hacía tiempo y que ahora se encontraba mal defendida. Tras unas tensas negociaciones y cuando los asaltantes se hicieron con algunos cañones, el gobernador De Launay optó por la rendición. Tras la rendición, De Launay fue decapitado y su cabeza pinchada en una pica y paseada por la Ciudad. Primer acto del terror revolucionario.


El día 15, la noticia llegó a Versalles. El Dque de Rochefoucauld informó a Luis XVI:
- "Pero ¿es una rebelión?" preguntó Luis XVI.
- "No, señor, no es una rebelión, es una revolución" respondió el Duque.

Haciendo un balance de la jornada, A. Soult ("Historia de la Revolución Francesa") escribe:

"La realeza había sido debilitada por las jornadas de julio de 1789; la burguesía parisina era la triunfadora: había triunfado inastaurando su poder en la capital, haciendo reconocer su soberanía al propio rey. Victoria verdadera de la burguesía, el 14 de julio fue todavía más: un símbolo de la libertad. Si esta jornada consagraba la llegada al poder de una nueva clase, significaba también la caída del Antiguo Régimen en la medida en que la Bastilla lo encarnaba. En este sentido parecía abrir una inmensa esperanza a todos los pueblos orpimidos" (Edit. Tecnos, 108)


Desde 1880, el 14 de Julio es la Fiesta Nacional de Francia. Hoy, como todos los años, París estará vestida de gala para su celebración.

Plaza de la Bastilla, hoy:

3 comentarios:

Cayetano dijo...

La Revolución Francesa fue algo pensado y preparado por la burguesía ilustrada, de eso no cabe la menor duda: fue una revolución burguesa; pero está claro que el pueblo llano francés estaba hasta el gorro (frigio)de tanto derroche, tanto lujo, tanta crisis, tanta Mª Antonieta y tanto impuesto injusto.
O sea, que la cosa salió redonda.
Un saludo.

Descubre Irlanda/Vive lEmpereur! dijo...

Vive l'Empereur!

¡Bienvenido/a lector/a! Esta aventura por recorrer el Mundo de la mano del Emperador Napoleón Bonaparte (1769-1821) nació el 30 de Abril 2009, día en el que además, Napoleón vendió Luisiana a los Estados Unidos por 80 millones de francos.

http://vivelempereur.blogspot.com/

nora-caligiuri dijo...

Hola, como profesora en Historia me gusta mucho ingresar a éste didáctico e interesante Blog. Felicito a su autor.
Saludos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...