jueves, 5 de enero de 2017

LA MARCHA SOBRE ROMA: EL FASCISMO LLEGA AL PODER


La marcha sobre Roma se comenzó a preparar el  16 de octubre.  Fue idea de D`Annunzio que se encargaron de preparar Balbo, De Vecchi, de Bono y Bianchi (los “Quadrumviri”). El 24 de octubre, en Nápoles, se celebró el congreso del PNF durante el cual Mussolini anuncia oficialmente la Marcha sobre Roma. Anuncio que fue aclamado por los asistentes. "O nos entregan el gobierno o lo tomamos cayendo sobre Roma". Lenin ya había demostrado que no era necesaria la mayoría para la toma del poder.

Resultado de imagen de la marcha sobre roma
La Marcha se desarrolló entre el 27 y el 29 de octubre. Mussolini se encargó de que hubiese abundantes pertrechos, de dar sensación de fuerza, de tranquilizar a los empresarios, de negociar con el gobierno que incluso se comprometió a proteger a los Fascistas si la marcha salía mal... A pesar de estas previsiones, la marcha no fue muy gloriosa, en realidad fue una chapuza: no hubo orden ni puntualidad (el propio Mussolini llegó tarde), muchos trenes no pudieron llegar a su destino, una lluvia torrencial impidió montar los campamentos... Varias columnas de camisas negras (muchos jóvenes) a los que se fueron uniendo simpatizantes, mal armados, entraron en Roma en medio de una lluvia torrencial y asaltaron algunas oficinas de correos y prefecturas. El domingo, 29, había concentrados unos 40.000 fascista en la capital. El ejército fácilmente hubiera podido desbaratar el plan, un conocido general llegó a decir que en un cuarto de hora hubiera podido limpiar todo de fascistas. Mussolini, que dudaba de su éxito, permaneció en Milán hasta el último momento (bastante cerca de la frontera suiza).

El Gobierno quiso proclamar el Estado de Excepción, pero el Rey no firmó el Decreto alegando que quería evitar un derramamiento de sangre. Mussolini se presentó ante el Rey con la camisa negra del Partido: vengo directamente de la batalla que se ha desarrollado felizmente, sin derramamiento de sangre”. Señala el historiador Espadas Burgos que “era cierto que el poder se había ganado en la calle, quizá porque estaba en la calle”.




Dimitió el Gobierno y el Rey pidió a Mussolini que formase gobierno, era el 30 de octubre de 1922. Tenía 39 años y se convertía en el Primer Ministro más joven de la historia de Italia.


The Times escribió el 30 de octubre de 1922: “El Fascismo ha nacido para combatir al Socialismo... saludando al primero como una liberación, se ha convertido en una tiranía. Su historia es un ejemplo instructivo de los peligros de los métodos extralegales en política”.

Tanto el Rey como el Ejército adquirieron una grave responsabilidad en el ascenso de Mussolini al poder:

  • El general Plugiese tenía bajo su mando 12.000 hombres en Roma, fácilmente hubiera podido detener la marcha, tal vez hubiera bastado con detener a Mussolini. El General declaró que sólo obedecía ordenes del Rey y que únicamente actuaría cuando el monarca firmase el estado de sitio. En realidad simpatizaba con los fascistas.
  • Respecto al rey, Víctor Manuel III, algunos historiadores, como Renzo de Felice, sostienen que tuvo complicidad con Mussolini. Otros afirman que los fascistas le parecían bien y dejó hacer. El Rey no era de talante muy parlamentario. Otros señalan que tuvo que adoptar esta actitud ante el apoyo declarado que su primo el Duque de Aosta prestaba a los Fascistas lo que le pudiera valer ser el candidato al trono de los fascistas triunfantes. Parece que algunos militares también le aconsejaron que no se opusiera a Mussolini. Además, Víctor Manuel III odiaba a las izquierdas y, como anticlerical que era, tampoco simpatizaba con los del Partido Popular. La reina madre era claramente simpatizante de los Fascistas. El que se negara a firmar el estado de excepción y ello no se pudiera remediar pone de relieve un gran fallo constitucional en el ordenamiento italiano.
Mussolini formó gobierno con sólo tres ministros fascistas, pero él acumulaba la Presidencia, Exteriores e Interior. El resto del gabinete: 1 liberal, 1 nacionalista, 2 del PPI, 2 militares, 3 democratasociales y el filósofo G. Gentile. En noviembre, el Parlamento dio un voto de confianza a este gobierno y plenos poderes por un año a Mussolini  para restablecer el orden público.

Antes de expirar este plazo, Mussolini hizo aprobar una ley según la cual la lista la lista más votada en las elecciones coparía dos tercios de los escaños del Parlamento. Se presentó como un intento de acabar con la inestabilidad política de los años anteriores. Mientras se aprobaba esta Ley en el Parlamento, los Fascistas estaban patrullando por Roma.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...