miércoles, 14 de septiembre de 2016

PRIMERA GUERRA MUNDIAL: EL FRENTE TURCO. LOS ESTRECHOS. GALLIPOLI


Con la entrada de Turquía en la guerra al lado de los Imperios Centrales cobraron gran importancia estratégica los Estrechos (Bósforo y Dardanelos). Los Aliados planearon controlar estos estrechos para, después, tomar Constantinopla y, también, conectar con  el otro miembro de la Triple Entente (Rusia) a través del Mar Negro; además era abrir otro punto de enfrentamiento con los Imperios Centrales que aliviase en frente francés.

El plan de ataque a los Estrechos lo planteó Churchill (primer lord del Almirantazgo) y fue aceptado con muchas reticencias por lord Kitchener, secretario de Estado para la Guerra, y por el almirante John Fisher, jefe de Operaciones de la Armada. El plan no tuvo en cuenta las mejoras que los turcos habían realizado en las fortificaciones de la península de Gallipoli y de las orillas del Dardanelos (con baterías fijas y móviles).


En primer lugar había que bombardear y neutralizar los fuertes turcos y limpiar de minas el  Estrecho antes de avanzar para tomar Constantinopla. Los franco-británicos confiaron demasiado en su superioridad armamentística y no tuvieron en cuenta la feroz resistencia turca que iban a encontrar. 



La primera operación militar (18 de marzo de 1915) fue la incursión de una flota de guerra por el Dardanelos con el objetivo de destruir las baterías costeras. La inesperada resistencia turca y los campos de minas hicieron retroceder a la tropa tras perder un tercio de las naves (Combate de Canakkle).


Según el historiador Richard Holmes, «fue la primera gran operación anfibia de la guerra moderna: hubo aviones (y un portaaviones), reconocimiento y fotografía aérea, embarcaciones de desembarco de acero, comunicaciones por radio, puertos artificiales y submarinos»


http://1y2gm.foroactivo.com/t689-batalla-de-gallipolli




Ante este fracaso, los ingleses planearon un desembarco terrestre en la península de Gallipoli con el objeto de neutralizar las baterías turcas y despejar el camino a una nueva incursión naval. Se encomendó esta operación al general Hamilton al que se asignaron 75.000 hombres, británicos, franceses australianos y neozelandeses al contingente de estos dos últimos se conoce con las siglas de ANZAC). Se tenían que enfrentar a 80.000 turcos mandados por general alemán Liman von Sanders. El terreno de la peninsula no era muy propicio para los atacantes que, para colmo, no contaban con buenos mapas de la zona.

Tropas aliadas desembarcan en la península de Galípoli, en una imagen tomada entre 1914 y 1915.
Tropas desembarcando en Gallipoli


El desembarco comenzó el 25 de abril. El ANZAC lo hizo en la parte más estrecha de la Península (más tarde conocida como cala ANZAC o cuevas de ANZAC) y los británicos  en cinco punto al sur de la Península, en torno al cabo Helles. Pudieron penetrar muy poco, desde el 8 de mayo entraron en una situación de parálisis. Las tropas pasaron un duro verano, con mucho calor y sin apenas agua. Ver mapa siguiente.




El 6 de agosto, los ingleses, para salir del estancamiento, volvieron a intentar el desembarco más al norte, en la bahía de Sulva. El desembarco fue un éxito, pero los expedicionarios pronto se encontraron con los mismo problemas que sus predecesores y no pudieron avanzar. En definitiva, otro fracaso.

Resignado ante estos fracasos, lord Kitchener ordenó la evacuación a finales de noviembre de 1915. El último soldado aliado abandonó Gallipoli el 9 de enero de 1916. Fue un desastre para los Aliados, especialmente para los británicos. En cambio, los turcos podían considerarse los auténticos vencedores al ser capaces de conservar el control de los Estrechos y de su territorio.

Hay coincidencia en que las bajas fueron muy numerosas en ambos bandos, pero, a la hora de cuantificar, hay poca unanimidad, una cifra aproximada sería entre 250.000 y 300.000 en cada lado (de ellos  casi 60.000 muertos en el bando aliado y alguno más en el turco, ¿80.000?).


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...