viernes, 22 de abril de 2016

EL ATENTADO DE ORSINI CONTRA NAPOLEÓN III


La actuación de Napoleón III en Italia disgustaba mucho a los patriotas italianos desde que tropas francesas repusieron al Papa en su territorio durante las revoluciones de 1848. La idea de atentar contra Napoleón fue calando en algunos patriotas revolucionarios italianos que consideraban la política del Emperador como el principal obstáculo para la unificación. 

Orsini
El atentado más destacado fue el llevado a cabo por Orsini, un revolucionario perteneciente a la sociedad secreta de los Carbonari, con un pasado revolucionario en la Romaña en la década de 1840 y un destacado protagonismo en las revoluciones de 1848 (Diputado de la Asamblea Constituyente de la efímera República Romana). Tras las revoluciones de 1848 no cesaron sus movimientos conspirativos.

Tras pasar por distintos lugares se instaló en Inglaterra donde redactó un libro de memorias y entró en contacto con el republicano francés Simon Bernard quien le pudo influir para atentar contra Napoleón. A finales de 1857, Orsini y sus compañeros (G. Pieri, A. Gómez y Ch. de Rudio) se trasladaron a París para atentar contra el Emperador.

El 14 de enero de 1858, Orsini arrojó tres bombas (diseñadas por él mismo y probadas en Inglaterra) al paso del carruaje imperial que transportaba al Emperador y su comitiva a una representación en el viejo teatro de la ópera en la que se incluía la ópera Guillermo Tell de Rossini. El El Emperador y su esposa resultaron ilesos de milagro (hubo 8 muertos y 150 heridos). Orsini fue detenido al día siguiente y guillotinado dos meses más tarde (el 13 de marzo). 

Una bomba Orsini es un artefacto explosivo esférico que en lugar de activarse mediante una espoleta o un mecanismo cronométrico, se activa por contacto mediante unos resaltes llenos de fulminato de mercurio que rodean la bomba, que explota al impacto. Fuente de la imagen y texto: Wikipedia

Litografía que representa el momento del atentado. Fuente: https://www.maremagnum.com

Antes de ser ejecutado, el 11 de febrero, Orsini escribió una larga carta al Emperador exhortándole a apoyar la unificación de italiana; en ella le recordaba que en su juventud había apoyado a los Carbonari.

"Recuerde Vuestra Majestad que los italianos, entre los que se encontraba mi padre, derramaron por doquier su sangre con alegría por Napoleón el Grande, allá donde él quiso conducirlos; recuerde que fueron leales hasta el final; recuerde que mientras Italia no sea independiente, la tranquilidad de Europa y de Vuestra Majestad será tan solo una quimera; no rechace Vuestra Majestad el deseo supremo de un patriota a punto de subir los escalones del patíbulo; libere a mi país y las bendiciones de 25 millones de ciudadanos le seguirán a la posteridad" ORSINI.

Lo cierto es que, tras este atentado, Napoleón iba a dar un cambio importante en su postura frente a la "cuestión italiana" (será objeto de una próxima entrada del Blog)



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...