viernes, 8 de enero de 2016

PRINCIPALES IDEÓLOGOS DE LA RESTAURACIÓN


E. BURKE (1729-1797)

En la temprana fecha de 1790 escribió sus "Reflexiones sobre la Revolución en Francia". Era un duro alegato a la Revolución que aún estaba comenzando. En su escrito parte de un odio manifiesto a “los filósofos de París” (especialmente Rousseau) y al legalismo constitucional (según él, no se puede hacer una constitución). Critica duramente la Revolución a la que casi llega a considerar un castigo divino a los pecados humanos:

  • La Revolución debiera haber sido fuente de orden (como en Inglaterra en el siglo XVII), sin embargo, en Francia, lo ha sido de desorden. Burke estaba impregnado del utilitarismo inglés. El proceso revolucionario francés es un caos.
  • La conservación de las tradiciones proporciona la garantía para asegurar el éxito de los nuevos avances.
  • Frente al universalismo de la Declaración de Derechos del Hombre, Burke exalta lo maravilloso de las diferencias naturales de lugar, de tiempo, de costumbres...  
  • El derecho individual a la felicidad implica el derecho a un buen gobierno, pero no a la participación en las discusiones de los negocios públicos ni en el gobierno.

“Los efectos de la incapacidad puesta en evidencia por los dirigentes populares en todos los terrenos fundamentales del Estado van a ser cubiertos en nombre de la libertad ‘que todo lo excusa’. Para alguna gente veo que hay gran libertad, en efecto. Para muchos, si no para los más, una opresiva y degradante servidumbre. ¿Pero qué es la libertad sin sabiduría y sin virtud? Es el mayor de todos los males posibles; porque es insensatez, vicio y locura, sin tutela ni restricción. Quienes saben lo que es la libertad virtuosa no pueden soportar verla deshonrada por cabezas incapaces, para tener palabras altisonantes en sus bocas.” 

“Pero, ¿soy tan poco razonable como para no ver nada en absoluto que merezca alabanza en los infatigables trabajos de esta Asamblea? No niego que entre infinito número de actos de violencia y de la locura, puede haberse hecho algo bien. Quienes todo los destruyen, indudablemente suprimirán algunas injusticias. Quienes todo lo hacen de nuevo, tienen una probabilidad de poder establecer algo benéfico. Para darles crédito por lo que han hecho en virtud de la autoridad que han usurpado, y poder excusarlos de los crímenes con que adquirieron dicha autoridad, debe probarse que las mismas cosas no podían haberse llevado a cabo sin producir semejante revolución. Es más seguro que sí podían porque casi cada una de las medidas tomadas por ellos que no fueran equívocas, estaba prevista en las concesiones del rey, hechas voluntariamente al reunirse los Estados Generales, o en las instrucciones coincidentes dadas a los estamentos. Algunos usos fueron abolidos por motivos justos; pero eran de tal especie que, si se hubieran conservado como estaban para toda la eternidad, habrían restado muy poco a la felicidad y la prosperidad de cualquier Estado. Las mejoras de la Asamblea Nacional son superficiales; sus errores, fundamentales.”

Resultado de imagen de k von haller


K. L. von HALLER (1768-1854)

Este jurista suizo publicó “Restauración de las ciencias del Estado” (1816).  Es una reacción contra el Racionalismo del s. XVIII y contra el Liberalismo (“guerra santa a la secta sin dios de los liberales”). Defiende, sobre todo, la legitimidad monárquica; el soberano es dueño de la nación y puede hacer con ella lo que le plazca. El territorio nacional es como un bien del soberano que debe gobernar. El único límite es el respeto que debe a los demás propietarios, por ello existe frente a él una pirámide de libertades y privilegios, pero en ningún caso se puede hablar de contrato entre él y sus súbditos (va contra el Contrato Social).

“Los príncipes no gobiernan en virtud de los derechos que les han sido confiados, no han sido puestos o creados por el pueblo, sino que, al contrario han reunido al pueblo a su alrededor (…) Originariamente, los pueblos no están antes que los príncipes, todo lo contrario, los príncipes están antes que los pueblos…” Haller

http://elmatinercarli.blogspot.com.es/2011/01/
joseph-de-maistre-profeta-de-la.html

J. DE MAISTRE (1753-1821)

Noble, de origen saboyano, había emigrado de Francia huyendo de la Revolución. En 1796 publicó “Consideraciones sobre Francia”, obra en la que continua con las ideas de Burke. Algunas de sus ideas:

  • Se mostró contrario a la Ilustración y a la Revolución Francesa, un acontecimiento satánico que traía el desorden y el caos.
  • Defendió el orígen teocrático de los soberanos legítimos.
  • Atacó duramente el constitucionalismo. Ninguna Constitución puede ser el resultado de una deliberación, las naciones tiene una constitución natural. Los derechos del pueblo no están nunca escritos, o al menos, si están escritos son declaración de otros derechos anteriores de lo que se puede decir que existen porque existen. 
  • Los derechos del pueblo son concesiones de los soberanos, pero los derechos de los monarcas y de la aristocracia no tienen fecha ni autor. 
  • La libertad fue siempre un don de reyes, porque todas las naciones libres fueron instituidas por reyes. 
  • Existe un orden tradicional, esencialmente jerárquico, que hay que conservar. 
  • Subordina el poder temporal al poder espiritual, atribuye al Papa una especie de magisterio universal.Ponía a Dios en el centro de su dcotrina.

1.º Ninguna Constitución es el resultado de una deliberación; los derechos de los pueblos no están nunca escritos, [...] los derechos escritos son solo títulos declaratorios de derechos anteriores, de los que solo puede decirse que existen porque existen [...].
3.º Los derechos del pueblo parten de las concesiones de los soberanos, pero los derechos de los soberanos y de la aristocracia no tienen fecha ni autor.
7.º Ninguna nación puede darse la libertad si no la tiene [...].
10.º La libertad ha sido siempre un don de reyes [...]. 
JOSEPH DE MAISTRE: "Consideraciones sobre Francia"


DE BONALD, 1754-1840

De familia noble, como Maistre, emigró de Francia huyendo de las posibles represalias que la Revolución pudiera tomar contra él. Con la Restauración volvió definitivamente a Francia (desde su exilio había vuelto de incognito alguna vez) desempeñando un relevante papel político.  Algunas de sus ideas:

  • También este autor creía que la Revolución y Napoleón habían sido enviados a Francia como un castigo divino. 
  • Se burlaba del racionalismo y criticaba las constituciones escritas. 
  • Para él, como para De Maistre, la Historia es la única autoridad indiscutible y recurre a ella como principio de explicación de los principios políticos. Esta Historia está subordinada a los designios de la Providencia. 
  • Defiende la monarquía absoluta de origen divino. La voluntad de Dios ha querido que la Monarquía absoluta dure siglos y la Revolución sólo unos años. 
  • Exalta el principio de autoridad. La autoridad está en la iglesia (infalible) y en la monarquía, instituciones que no habían sido discutidas en otros períodos históricos.
"Hay una única constitución de sociedad política y una única constitución de sociedad religiosa; la reunión de estas dos constituciones y de estas dos sociedades conforma la sociedad civil; una y otra constitución son consecuencia de la naturaleza de los seres que componen cada una de ambas sociedades, al igual que la gravedad es resultado de la naturaleza de los cuerpos" 
"El hombre no puede dotar a la sociedad de una constitución política, como ampoco puede dotar de gravedad a los cuerpos o de extensión a la materia"
DE BONALD: "Teoría del poder político y religioso"


RIVAROL (1753-1801)

Tras dar un giro en su pensamiento (tuvo contactos con Voltaire), se pronunció contra la Revolución. Huyó de Francia en 1792. Defendió la Iglesia y la Monarquía (aunque atacó a Luis XVI), criticó la Declaración de Derechos, denunció las ilusiones de la soberanía popular y de la igualdad...


ROMÁNTICOS ALEMANES

Los románticos alemanes abundaron en estas ideas. El fundador de la Escuela Histórica de Derecho, el jurista Savigny, emprendió una campaña contra su colega Thibaut que quería dotar a Alemania de un derecho uniforme. Decía Savigny que el elemento creador de derecho (como la lengua o las costumbres) es el espíritu del pueblo (Volksgist) y por lo tanto era absurdo querer remodelarlo por los hombres en función de las distintas circunstancias. Hay que preservar los valores y leyes tradicionales sobre los que se ha asentado la sociedad. En otras palabras, estaban en contra de las modernas constituciones. escritas.

Los Románticos experimentaron, cada vez más, una profunda influencia del catolicismo, aportando una justificación teológica a las ideas de legitimidad, de jerarquía, de obediencia.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...