sábado, 12 de septiembre de 2015

EL CONSULADO NAPOLEÓNICO: LA PAZ EXTERIOR


Uno de los grandes objetivos de Bonaparte, como Primer Cónsul, fue el de buscar la paz con las potencias de la Segunda Coalición que aún se mantenían beligerantes. Un conflicto tan largo estaba obligando a Francia a un gran esfuerzo.

1) Guerra con Austria y Paz de Luneville

La lucha contra Austria, antes de firmar la paz, se desarrolló en dos escenarios: Italia y el frente del Rhin.

En Italiasolo Génova permanecía en poder de Francia, una ciudad cercada por el ejército austriaco y defendida por el general Masséna. Para entrar en acción, Bonaparte concibió un plan de una audacia extraordinaria destinado apara sorprender por la retaguardia al mariscal austriaco Melas: atravesar los Alpes por el paso del Gran San Bernardo, cubierto aún por la nieve. Este hecho es el que inmortalizó el pintor David en el siguiente cuadro:


De este cuadro (oleo sobre lienzo) pintado por J. L. David existen cinco versiones. El pintor representó a un Napoleón lleno de fuerza y dinamismo cruzando los Alpes sobre un brioso corcel, algo que no se corresponde con la realidad, ya que Napoleón cruzó la Cordillera con un tiempo más apacible y a lomos de una mula.  En las rocas está grabado el nombre de Napoleón junto al de otros dos generales que cruzaron los Alpes: Anibal y Carlomagno. Esta obra se convirtió en un modelo de retrato ecuestre para la posteridad. El retrato fue encargado por el rey Carlos IV de España al pintor David. Posteriormente, José I, cuando salió de España, lo llevó a Francia. 

La maniobra era peligrosa, parte de la caballería se retrasó y varias unidades se dispersaron. El ejército francés llegó al Piamonte en condiciones poco favorables y en inferioridad numérica con los austriacos, a pesar de ello obtuvo una victoria en la batalla de Marengo (8 de junio de 1808), resultado de un notable golpe de fortuna, pues todo el planteamiento que hizo Napoleón, se basó en supuestos erróneos. Las bajas fueron considerables: unos 9000 muertos y 5000 prisioneros y heridos por el bando austriaco  y 4000-5000 entre muertos y heridos en las filas francesas


http://foronapoleonico.foroactivo.com/t30-batallas-terrestres

Como consecuencia de Marengo los austriacos se replegaron, aunque sin abandonar totalmente el Milanesado. La figura de Napoleón se vio engrandecida por el triunfo.

En el Rhin, los ejércitos franceses obtuvieron la victoria en las batallas de Stokasch y Hohenlindes que permitieron al general Moreau alcanzar la línea del Danubio y llegar a las puertas de Viena.

Los austriacos tuvieron que firmar el Armisticio de Steyer para poner fin a las hostilidades. El 9 de febrero de 1801 se firmo la Paz de Luneville que ratificaba el Tratado de Campoformio y aseguraba a Francia el mantenimiento de sus fronteras naturales.
  • Austria reconocía la cesión a Francia de la margen izquierda del Rin y la existencia de las repúblicas aliadas de Francia: Helvética, Bátava, Cisalpina...
  • Francia veía reconocida su influencia por todo el norte y centro de Italia (Austria sólo mantenía Venecia). Toscana se convertía en el Reino de Etruria.

2) La paz con Inglaterra: Amiens

Los ingleses aceptaron también la paz con Francia, algunos acontecimientos les iban a empujar a ello:
  • El duro golpe que supuso la creación, a iniciativa del zar Pablo I, de la Liga de los Neutrales (Rusia, Dinamarca, Prusia y Suecia) con el objetivo de cerrar el Báltico a la flota inglesa.
  • La crisis económica y financiera derivada del gasto bélico agravada por una serie de malas cosechas (fuerte subida de las subsistencias) que provocó malestar entre la población. 
  • La sustitución en el gobierno del intransigente Pitt por Addington de talante más negociador.
Por otro lado, algunos acontecimientos hicieron perder fuerza a las posiciones napoleónicas:  la disolución de la Liga de los Neutrales (debido al asesinato del zar Pablo I y del bombardeo ingles de Copenhague y abrió el paso del Báltico) y la pérdida de Egipto por los franceses (en agosto de 1801 capituló Alejandría).

Así pues, existía un ambiente propicio a las negociaciones fruto de las cuales fue la Paz de Amiens (25 de marzo de 1802):
  • Francia e Inglaterra renuncian a Egipto que se entrega al Imperio Otomano.
  • Las Islas Jónicas se convierten en una república independiente.
  • Malta es devuelta a los Caballeros de San Juan de Jerusalén.
  • Inglaterra se anexiona Ceilán y Trinidad.
  • Inglaterra devolvió El Cabo y parte de las Islas Orientales Holandesas a la República Bátava y la isla de Menorca a España (pero no Gibraltar).
  • Francia retiró sus tropas de Nápoles y los Estados Pontificios.
  • Sobre las fronteras en el Continente (alteradas por la acción francesa)  no se dice nada, lo cual se entiende como un reconocimiento implícito del status quo.
El tratado de Amiens, no garantizaba una paz duradera, pues no solucionaba muchos de los conflictos que mantenían ambos Estados, pero tanto en Francia como en Inglaterra la noticia fue acogida con satisfacción.

El cuadro representa el momento en que se hace pública la Paz de Amiens. En primer plano figura José Bonaparte (futuro Rey de España) y el representante inglés Lord Cornwallis. A la izquierda de José aparece firmando Schimmelpenninck, ministro de la República Batava  y a la derecha aparece en la misma actitud Don Nicolás de Azara, embajador de España.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...