sábado, 8 de agosto de 2015

LA REVUELTA DE LA VENDÉE


Durante el año 1793 la Revolución tuvo que afrontar una triple crisis:
  1. La carestía de la vida y el desabastecimiento. El pan era muy caro (circulaba en el mercado el llamado "pan de la igualdad" de maíz, avena, centeno y patatas), la carne había desaparecido, etc. La Convención tuvo que abandonar las medidas de control del comercio de grano y optar por una libertad de comercio.  La carestía se agravó por la enorme depreciación del asignado. Esta carestía y escasez provocaron una gran agitación popular. Robespierre y Marat no dejaban de advertir que era una situación provocada por los enemigos de la Revolución y que el pueblo debía rebelarse para "derribar a los ladrones".
  2. Los contratiempos sufridos por el ejército en la guerra exterior (comentados en un post anterior)
  3. La revuelta de la Vendée que voy a desarrollar un poco.




Como se ve en el mapa, la Vendée es una región situada en el oeste de Francia en el curso bajo del Loira.

Wikipedia. Insignia de los vendeanos
La  de La Vendée fue tal vez la mayor revuelta a la que se tuvo que enfrentar la Revolución. Era una zona muy trabajada por el clero refractario de gran influencia en la población a la que espoleaba contra la Revolución (un estandarte con el corazón de Jesús va a ser una de las enseñas de los vendeanos). Este clero junto con la nobleza emigraday simpatizantes de la monarquía fueron los que instigaron la revuelta, pero los verdaderos participantes en la misma fueron los campesinos acompañados por artesanos y pequeños comerciantes arruinados. La ejecución del rey y, de forma especial, la leva en masa decretada en febrero de 1793 fueron las chispas que encendieron los ánimos de unas masas populares muy castigadas por la carestía de la vida

Los disturbios comenzaron en la primera semana de marzo de 1793. Tras superar una fase de acciones campesinas poco coordinadas, se comenzó a organizar el movimiento  (Ejército Católico y Real) y los vendeanos obtuvieron algunos éxitos (se hicieron con el control de algunas ciudades: Cholet, Bressuire, Parthenay, Thouars; aunque fracasaron en su intento de controlar Nantes), pero menos de los esperados al no poder contar con la ayuda de Inglaterra. A los vendeanos les favoreció el conocimiento de la geografía de la zona. La Convención envió tropas regulares retiradas de las fronteras; pero hasta octubre de 1793 no pudieron vencer a los sublevados. Se puede considerar a este levantamiento una auténtica guerra civil.

WIKIPEDIA. Henri de La Rochejaquelein en la batalla de Cholet,
Representa la toma de Cholet por los vendeanos (15.03.1793)

Los Jacobinos, para acabar con esta sublevación, debían contar con el pueblo al que hicieron algunas concesiones: institución del Tribunal Revolucionario (10.03.93), creación de Comités de vigilancia que redactan listas de sospechosos (21.03.93), endurecimiento de las medidas contra nobles emigrados y clérigos refractarios, etc.

La Convención se empleó a fondo, a veces con una crueldad excesiva, para acabar con el movimiento: ajusticiamientos, quema de ciudades y pueblos... El número de muertos fue muy elevado, aunque los autores discrepan mucho en cuanto a las cifras.


Un buen análisis del conflicto en el artículo que Benjamín Coutillas Victoria ha publicado en la revista Panta Rei de la Universidad de Murcia en el número del año 2014:

De las Reflexiones Finales de este artículo:

"Tras tres años de conflicto, las pérdidas humanas se situaron en torno a 165 000 muertos, Panta Rei (2014), 39 - 58 57 Benjamín Cutillas Victoria con un margen de incertitud de unos 25 000 (Hussenet, 2007). Esta cifra englobaba los caídos vendeanos y los efectivos republicanos, pero también las personas que resultaron muertas como consecuencia del conflicto, principalmente a causa de la acción de las columnas infernales, la represión, la malnutrición y las epidemias. A esta cifra hay que añadirle los muertos en los ejércitos republicanos que vinieron de fuera de la Vendée militar, cuya estimación actual, que se encuentra en proceso de verificación, se sitúa entre 100 000 y 220 000 bajas (Hussenet, 2007). 
No obstante, otras cifras son propuestas por otros investigadores (Tabeur, 2008), los cuales barajan como estimación cifras en torno a 400 000 víctimas, repartidas entre unas 220 000 vendeanos y 180 000 republicanos. Además del balance de víctimas, la Vendée militar sufrió una despoblación del 22 a 23% de media, donde 31 cantones perdieron entre el 30 y el 44% de su población. La guerra terminó pero las masacres no se olvidaron tan fácilmente, marcando la memoria colectiva e individual y originando un fondo de violencia en la sociedad. 
(...)
 El carácter particular de la Vendée militar y de los vendeanos perduró en la imaginación colectiva y en las leyendas. Es el mito de unos campesinos que se convirtieron en soldados, en unos hombres que vencieron a los ejércitos de la República, las víctimas de una guerra total… Pero, sobre todo, de unos hombres y mujeres que lucharon y resistieron por sus ideales. Guerra civil, guerra entre hermanos, genocidio, bajas, caídos, fusilados…está claro que, con diferentes términos –unos más válidos que otros- todos tienen en común la guerra, la muerte y el terror que sufrieron las personas que habitaron la Vendée en tiempos de la Revolución Francesa así como los soldados republicanos destinados allí para combatir, y esa es la realidad por la que debemos trabajar, con el fin de conocer la historia tal y como fue, con sus luces y sombras. 


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...