lunes, 18 de agosto de 2014

EL CONFLICTO ÁRABE-ISRAELÍ (XVIII): EL MURO DE LA VERGÜENZA



En  2002, alegando motivos de seguridad (evitar que entrasen en su territorio personas y explosivos o armas para cometer atentados), Israel comenzó a construir un muro de separación en Cisjordania y Jerusalén, de norte a sur. Su trazado está previsto que se extienda a unos 700 Kms. de largo por una anchura de entre 50 y 100 metros. Para su construcción se han expropiado tierrras (generalmente de palestinos), talado olivos... Su caprichoso trazado responde al objetivo de rodear a más de 50 asentamientos de colonos israelitas incluyendo sus tierras (en ellos viven más del 80 % de los colonos). Muchos palestinos han quedado prácticamente rodeados por el muro.



http://www.quetiempo.es/fotos/mapa-de-muro-6.jpg
El muro es una obra compleja que incluye altos bloques de hormigón, alambradas de espino, torres de vigilancia, caminos de patrulla, zanjas, puertas de paso, checkpoints... Hay más de cuarenta pasos de diversa naturaleza: para los agricultores (se abren a unas determinadas horas, a veces según las necesidades de los cultivos), checkpoint  en los que se necesita un permiso para pasar, pasos para la población en general... Para cruzar estos puestos se necesitan permisos de distinta naturaleza que debe otorgar Israel. 

El siguiente vídeo ilustra muy bien las nefastas consecuencias que para muchos palestinos ha traído la construcción del muro




En el año 2003, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución que exigía a Israel que interrumpiese la construcción de la valla/muro. Y en julio del año siguiente (2004) Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictaminó (con el voto de 14 de los 15 jueces)  que el muro violaba el derecho internacional humanitario y de derechos humanos por lo que Israel debía detener la construcción del muro y derribar lo construido. 

Tras estas condenas, Arafat se mostró muy satisfecho y lo calificó de una victoria para el pueblo palestino: "Acogemos con satisfacción la decisión de condenar el muro racista. Esta decisión constituye una victoria para nuestro pueblo, para todos los pueblos libres y para todos los movimientos de liberación en el mundo"


El Gobierno israelí emitió un comunicado ligando la construcción del muro al terrorismo palestino: "Si no hubiera habido terrorismo, no habría barrera"; además señalaba que el CIJ, además de estar compuesto por jueces europeos con pocas simpatías hacia Israel, carecía de competencia sobre el conflicto entre Israel y Palestina.

A pesar de la sentencia, Israel siguió con la construcción del muro, si bien a un ritmo algo más lento.

El tal vez más famoso grafitero del mundo, conocido como Banksy, ha decorado ingeniosamente algunas partes del muro:




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...