miércoles, 23 de julio de 2014

CONFLICTO ÁRABE-ISRAELÍ (VI): LA CRISIS DE SUEZ (1956) O SEGUNDA GUERRA ÁREBE-ISRAELÍ


Este conflicto, enmarcado dentro del contexto de la Guerra Fría (por las mismas fechas tuvo lugar la revuelta húngara)  puede considerarse la segunda guerra árabe-israelí.





En 1952, el militar egipcio Gamal Abdel Nasser dio un golpe de estado cuyo triunfo significó el derrocamiento del rey Faruq I. Cuatro años más tarde, Nasser fue elegido presidente de la República. Las decisiones y actuaciones de Nasser dieron un vuelco a la política internacional:




  • Su política panarabista alejándose de las posturas pro-occidentales de la monarquía y su campaña anti-imperialista preocuparon mucho a los dirigentes del bloque capitalista.
  • Nasser había requerido ayuda de Estados Unidos y su aliados para construir la faraónica presa de Asuán, al no conseguir los fondos, Nasser reaccionó decretando la nacionalización del canal de Suez lo que fue un duro golpe para los intereses económicos franceses y británicos. Esta nacionalización fue acogida con gran alborozo en Egipto y le granjeó prestigio en en otros países árabes de la zona.
  • Además, Nasser ordenó el bloqueo de los estrechos de Tirán, el único acceso al puerto israelí de Eilat, salida del comercio hacia el Índico.
Como respuesta a la nacionalización del Canal, Francia y Gran Bretaña decidieron actuar contra Egipto, acordaron su cooperación militar en un acuerdo secreto fue firmado en Sèvres, en las afueras de París. Israel se adhirió a este acuerdo por motivos económicos y políticos (asegurar sus fronteras).


Ingleses y franceses bombardearon Egipto desde sus bases de Chipre y Malta y desplegaron fuerzas paracaidistas para proteger el Canal. La operación anglo-francesa no estuvo muy coordinada y fue poco eficaz. Los israelitas, demostrando la superioridad técnica de su ejército, ocuparon la Península del Sinaí, llegando hasta unos 15 Kms. del Canal. Nasser hundió una serie de barcos en el Canal dejándolo impracticable.








La Aventura de la Historia
Las presiones de la Unión Soviética (que amenazó con intervenir) y de Estados Unidos, así como la condena de la agresión en la Asamblea General de la ONU hicieron que los aliados detuvieran la ofensiva. Franceses e Ingleses abandonaron las zonas ocupadas y poco después, en 1957, lo hizo Israel.

Israel  tuvo que ceder y retirar sus tropas de la Península del Sinaí, sin embargo, a cambio,  consiguió que la ONU estableciese soldados  en el Sinaí (una especie de garantía para evitar un posible ataque de Egipto) y el aval internacional de paso por los estrechos de Tirán. 

Nasser, a pesar de su fracaso militar, acabó como claro beneficiado de este conflicto: consolidó la nacionalización del Canal y fue aclamado como un héroe en el mundo árabe por haberse enfrentado a Francia, Gran Bretaña e Israel y no haber sido derrocado.

Tras esta guerra, los palestinos tomaron conciencia de que ellos debían asumir la iniciativa en la cuestión Palestina. Así en 1957 Yasser Arafat fundó AL FATAH, primera organización de acción que pretendía la liberación de Palestina. En 1964, bajo los auspicios de Egipto y con el beneplácito de los países de la Liga Árabe, se fundó la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), dirigida por Y. Arafat. La OLP rechazó el Plan de Partición de 1947 y, por lo tanto, no reconoció al Estado de Israel, es más, se propuso su destrucción.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...